Sor Teresa, el eslabón clave del despojo en Córdoba, pidió perdón a las víctimas

En audiencia ante la JEP se comprometió con el esclarecimiento de la verdad sobre el despojo de tierras en Córdoba y Urabá.


Montería. En una audiencia ante la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la JEP, compareció Sor Teresa Gómez, considerada en el eslabón clave la cadena del despojo de tierras por parte de los paramilitares al mando de clan Cataño en Córdoba y Urabá.

Quien fuera la mano derecha de los Castaño en estratagema de desterrar a los campesinos de sus tierras, pidió perdón a las víctimas y se comprometió con la verdad.

“Quiero hoy hacer mi compromiso serio y puntual de esclarecimiento de la verdad, restauración y no repetición. Pido perdón a las víctimas por todo lo que pasó allí, así directamente o indirectamente, conociendo o no pido perdón por todos los actos criminales que ellos cometieron. Les pido perdón de corazón a ellos, al país, a Colombia y a todas las víctimas, a todas ellas”, dijo.

Lea también  Ocupación UCI general superó el 71% y Córdoba enciende alertas

Gómez fue capturada en octubre de 2013. Las autoridades iniciaron su búsqueda para que respondiera por los delitos que se le endilgaban, pero supo por varios años esconderse y evadir a la justicia.

 

En la década de los noventa y bajo la fachada de la Fundación para la Paz de Córdoba, (Funpazcor) logró apropiarse de miles de hectáreas de tierra de los campesinos de Córdoba y Urabá, las cuales terminaron a nombre del Fondo Ganadero de Córdoba.

Lea también  En Córdoba ya han muerto 11 profesionales de la salud por COVID-19

Aunque hizo parte de la desmovilización de las autodefensas en 2006, eludió el proceso de justicia y paz. Según las autoridades, Sor Teresa Gómez estuvo detrás de amenazas a reclamantes de tierras y estaría vinculada con el homicidio de una de ellas.

En dicha audiencia también declaró Benito Osorio Villadiego, quien fuera gerente del Fondo Ganadero de Córdoba y alguna vez gobernador encargado del departamento.

El 30 de abril de 2015 fue condenado a 19 años y medio de cárcel por destrucción y apropiación de bienes protegidos, deportación, expulsión traslado o desplazamiento forzado, lavado de activos, testaferrato y concierto para delinquir.



Join the Conversation

Join the Conversation