www.radio.larazon.co

La Autocensura en Córdoba: el silencio que el periodista se impone para salvar su vida

Este miércoles, fue presentado oficialmente el informe “Autocensura en Córdoba: las piezas del rompecabezas”, investigación que realizó la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) con apoyo de Reporteros sin Fronteras, con el objetivo de visibilizar los limitantes y obstáculos que tiene la libertad de...


Este miércoles, fue presentado oficialmente el informe “Autocensura en Córdoba: las piezas del rompecabezas”, investigación que realizó la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) con apoyo de Reporteros sin Fronteras, con el objetivo de visibilizar los limitantes y obstáculos que tiene la libertad de prensa en este departamento, especialmente la Autocensura, definida por el periodista y Director del Consultorio Ético de la FNPI,  Javier Darío Restrepo, como “el silencio que el periodista se impone a sí mismo en defensa de su vida o de sus intereses”.

Jonathan Bock, Asesor de la Fundación para la Libertad de Prensa
Jonathan Bock, Asesor de la Fundación para la Libertad de Prensa

En el informe, que fue socializado con la comunidad académica de la Universidad del Sinú en Montería, autoridades locales y periodistas de la región, se hace un llamado de atención para que desde la academia se brinden las herramientas a las nuevas generaciones de periodistas y los que ya estén en ejercicio para debatir, analizar y confrontar el tema, de modo que se luche por un periodismo más libre e investigativo, que permita crear una sociedad mejor informada.

Según reveló, Jhonatan Bock, asesor de la FLIP, es difícil cuantificar este fenómeno en Córdoba, pero se sabe, según las voces de los mismos periodistas que “aquí existen temas y territorios vedados, por la presencia de los grupos armados, además que la “pauta oficial” se ha convertido en un causante de esta autocensura. Municipios como Tierralta, Valencia, Montelíbano, solo por nombrara algunos son “zona roja para el periodismo”.

“En Colombia, jefes de prensa de altos funcionarios llaman a los periodistas, editores y dueños de medios para influir en la publicación de los contenidos. Es habitual, además, como lo manifiesta Arturo Guerrero que estos medios tengan definidas preferencias políticas o compromisos económicos con las fuentes. Sus periodistas comprenden que a estas “hay que hacerles pasito” o no contrariar sus intereses con la información que produzcan. En muchas regiones donde no hay industria y el comercio es débil, el Estado es el único anunciante fuerte, de manera que las autoridades se vuelven intocables”, destaca el informe.

Igualmente se enuncia que los periodistas jóvenes, ya no tienen el mismo entusiasmo por investigar y descubrir temas de interés, como antes, esto tal vez, por la misma situación de violencia que se vive en las regiones, o incluso por los precarios sueldos, o a veces hasta “inexistentes” que tienen los periodistas hoy día.

Ante esto, el informe ofrece unas alternativas, generadas por los mismos periodistas de Córdoba para que desde las autoridades gubernamentales y municipales se garanticen procedimientos de contratación justos y competitivos en cuanto a publicidad y se asegure la independencia de los medios. Así mismo recomiendan trabajar para que el periodismo vuelva a construir sociedad, que no se manipule la verdad, o la información se condicione a la pauta publicitaria, igualmente se debe motivar a las nuevas generaciones, para que se apasionen en su labor y misión para construir esta nueva realidad.



¿Qué opinas de esto?