Elizabeth Loaiza promueve ley para prohibir los biopolímeros

'Los biopolímeros son una bomba de tiempo que no perdonan edad, raza o color. A todos les llegará su hora de hacer estragos en lo estético y en la salud' aseguró la modelo.


Han sido varias las famosas que han mostrado su proceso, antes y después de la batalla contra los biopolímeros en su cola como Yina Calderón, Jessica Cediel, Lina Tejeiro, entre otras.

Elizabeth Loaiza, mostró, hace unos días, las dificultades que sufrió por los biopolímeros en los glúteos. Desde un centro hospitalario, ella narró el vía crucis que ha vivido a raíz de la sustancia, utilizada en un procedimiento estético.

“Los biopolímeros son una bomba de tiempo que no perdonan edad, raza o color. A todos les llegará su hora de hacer estragos en lo estético y en la salud”, indicó por medio de su cuenta de Instagram.

Lea también  Estudio reveló que Cartagena se está hundiendo

Mediante las redes sociales sorprendió con impactantes imágenes antes de la cirugía de corrección a la que tiene que someterse por culpa de los biopolímeros, que, supuestamente, le retiraron hace más de un año de su cola, pero que habían vuelto a pasar factura.

‘Hoy tuve el valor de mostrar mi realidad. Fui víctima hace muchos años de la aplicación de los biopolímeros y quiero ser un referente para que no se sigan aplicando estas sustancias. Lo único que deseo es generar conciencia y dejar un legado’, expresó la influenciadora.

Loaiza contó con detalle todo el procedimiento al que se sometió, mencionando que su cola había quedado bastante ‘destruida’, pero lo que la llena de motivación es evitar que otras personas pasen por lo mismo.

Además, la modelo invitó a dejar atrás los estereotipos de belleza, pues estos son los culpables de que las mujeres se sometan a cirugías para moldear su cuerpo y así agradar en la sociedad.

Finalmente, a través de un IGTV en su cuenta de Instagram mostró la cirugía, cómo avanza su proceso de recuperación y envió un mensaje para todas sus seguidoras: ‘Las mujeres somos más que una cola’.

 



Join the Conversation

Join the Conversation