¿Dónde está la campana de la Parroquia?

La noticia se regó como pólvora y empezaron a surgir especulaciones que apuntaban, a que los amigos de lo ajeno, la habían robado y vendido como vulgar chatarra.


Esa es la pregunta que se hacen los habitantes del Corregimiento Martínez en Cereté. Algunos de ellos hasta ahora se percatan de que la vieja campana de bronce pulido que desde hace 14 años anunciaba la misa dominical, misteriosamente ha desaparecido dejando mudo al campanario de la Iglesia Santa Lucía.

El pasado 16 de Julio, cuando los feligreses se preparaban para dar inicio a la procesión de la Virgen del Carmen, notaron la ausencia del elemento, y de inmediato en todo el pueblo no se hablaba de otra cosa que no fuera la extraña desaparición de la reliquia.

La noticia se regó como pólvora y empezaron a surgir especulaciones que apuntaban, a que los amigos de lo ajeno, la habían robado y que los más probable fuese que su adorada campana ya hubiese sido vendida como vulgar chatarra.

Autoridades civiles y policiales, visitaron la comunidad en horas de la mañana de ayer para desmentir el robo de la campana.
Autoridades civiles y policiales, visitaron la comunidad en horas de la mañana de ayer para desmentir el robo de la campana.

El pueblo se indignó. Una romería de jóvenes, y señores de edad, se congregaron en los alrededores de la parroquia gritando a todo pulmón ¡Queremos la campana en su puesto!

El Corregimiento Martínez, ubicado al sur oriente de la cabecera municipal de Cereté, ha sido escenario de historias macondianas, que lo han puesto en las primeras planas de la prensa local.

Lea también  Directivas de Unicórdoba se pronuncian tras desórdenes de ayer en el campus

Hace apenas tres años fueron noticia, cuando habitantes de la vereda la Ceibita perteneciente a Martínez, aseguraron ver al mismísimo diablo encarnado en una extraña figura que cambiaba de formas y se contorneaba a su antojo, dejando absortos y sin conocimiento a quienes la veían.

Pero de esta historia ya casi nadie se acuerda, ahora el nuevo misterio que desean resolver es el de la campana de bronce que anunciaba los oficios religiosos, al parecer nadie había notado que esta ya no estaba en su lugar porque la parroquia utilizaba sonidos de campanazos grabados para anunciar la misa.

El revuelo que causó la noticia fue tal, que el comandante de la Policía Metropolitana de Montería, el Alcalde de Cereté y el Párroco de la Iglesia Central del Municipio, viajaron a primera hora de la mañana de ayer al corregimiento de Martínez para anunciar que las campanas de la iglesia no habían sido hurtadas, sino que fueron guardadas en bodega debido a que el campanario será sometido a mantenimiento.

Lea también  Ola de asesinatos se desata en Córdoba: esta semana ultimaron a seis personas

“Jamás hubo hurto de campana (…) todo el tiempo permanecieron dentro de la Iglesia, la habían bajado por orden del párroco porque al campanario se le harían algunas adecuaciones, desafortunadamente en el día de ayer alguna persona la echó de menos y se generó un rumor que se hizo público”, dijo, el coronel Javier Martín Gámez, comandante de la Policía Metropolitana de Montería.

Al ser abordado sobre este tema, el Padre Gustavo Castaño, párroco de la iglesia, precisó que “Hubo un proceso de adecuación desde hace 4 años, las campanas fueron sustituidas por unas cornetas que se viene utilizando como campana electrónica, y la campana ordinaria de la parroquia está en bodega desde hace 4 años, ayer sencillamente corrió un rumor de que se habían robado la campana, lo cual no es constatable con veracidad”, dijo.

Esta es la fachada de la Iglesia Santa Lucía del Corregimiento Martínes de Cereté.
Esta es la fachada de la Iglesia Santa Lucía del Corregimiento Martínes de Cereté.

Sin embargo, la explicación oficial no dejó contentos a los habitantes de Martínez que reprocharon el hecho de que no se les hubiese informado de la sustitución de la campana, y aseguraron sentirse engañados, “Yo vivo lejos y todos los días escuchaba la campana, pero no sabía que lo que sonaba era un CD, queremos que aparezca la campana porque es una reliquia del pueblo”, expresó Álvaro Flórez, quien desde hace 50 años vive en el corregimiento.

Lea también  Evitan bloqueos a Montería, tras acuerdos se conjuró la minga indígena

Al respecto también se pronunció el Alcalde de Cereté, Francisco Padilla Petro, quien fue más allá de las meras declaraciones y aseguró que todo se trata de un rumor malintencionado políticamente para indisponerlo con la población del Corregimiento, todo porque él no es católico, y expresó que “Hoy la comunidad está molesta, porque quieren venderla como si fueran delincuentes, es completamente mentira, aquí no se ha perdido absolutamente nada”.

Mientras Martínez sigue siendo noticia, ya sea por extrañas manifestaciones paranormales, y desaparición de campanas que a pesar de estar guardadas en bodega suscitan conflictos políticos y hasta religiosos, el llamado a misa seguirá siendo con cornetas electrónicas, porque según el párroco, las llaves de la bodega se perdieron.

Declaraciones en su orden: Coronel Javier Martín Gámez, Francisco Padilla (Alcalde de Cereté); Gustavo Castaño, párroco de la iglesia.



Join the Conversation

Join the Conversation