Familias con hijos discapacitados son apoyadas con proyectos productivos del Bienestar Familiar

Andrés Miguel, es el hijo de menor de la familia Álvarez Massa, tiene 13 años de edad y nació con retraso mental leve, cursa quinto de primaria en la Institución Educativa San José de Canalete en Puerto Escondido y desde el 2012, él y su familia hacen parte de las 640 grupos familiares beneficiaros del programa Hogar Gestor del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en Córdoba. “Para algunas familias tener un hijo en situación de discapacidad representa muchas dificultades, pero...


Andrés Miguel, es el hijo de menor de la familia Álvarez Massa, tiene 13 años de edad y nació con retraso mental leve, cursa quinto de primaria en la Institución Educativa San José de Canalete en Puerto Escondido y desde el 2012, él y su familia hacen parte de las 640 grupos familiares beneficiaros del programa Hogar Gestor del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en Córdoba.
“Para algunas familias tener un hijo en situación de discapacidad representa muchas dificultades, pero para mí, Andrés Miguel es un gran motivo para luchar”, afirmó Sandra Massa Villegas.

La familia Álvarez Massa vive en el corregimiento San José de Canalete a cuatro kilómetros de Puerto Escondido y gracias al aporte económico que recibe del ICBF, ha desarrollado diferentes proyectos lo que le ha permitido mejorar su calidad de vida. Ahora cuenta con cultivos de hortalizas y próximamente abrirá al público un almacén de venta de repuestos para motos.

“Para nosotros ha sido de vital importancia la formación, capacitación y apoyo que hemos recibido de Bienestar Familiar, porque esto nos ha ayudado a salir adelante” señaló el padre de Andrés Miguel.

“La familia es muy importante en el desarrollo del programa Hogar Gestor porque se constituye en apoyo fundamental para la garantía de derechos de los niños. Así mismo, es la encargada de gestionar las diferentes ayudas para mejorar su calidad de vida”, afirmó la trabajadora social del Centro Zonal Montería, Gloria Amparo Alean Martelo.

“Esta ha sido una experiencia muy bonita porque hemos trabajado en familia; lo hemos apoyado en el colegio y asiste a unas terapias que le han permitido mejorar el habla. Yo les aconsejo a las madres que tienen niños en condición de discapacidad que hay que sacarlos adelante”, sostuvo la madre de este joven.

Por su parte, el profesor Pedro Palomino Maussa señaló que “él es un niño extrovertido, bastante alegre, en las clases se desempeña activamente y tiene una gran retentiva”.

Hogar Gestor es una medida provisional en favor de los niños, niñas y adolescentes en condición de discapacidad y mayores de edad con diagnóstico de discapacidad mental absoluta. El ICBF, mediante acompañamiento psicosocial y un subsidio económico, ofrece a estas familias una oportunidad para mejorar su calidad de vida y garantizar los derechos de los niños.




Join the Conversation

Join the Conversation