Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Mi otro yo

Por: Ana Carolina Buitrago Ospina


Opinión. En momentos de nuestra vida siempre encontramos puntos críticos, momentos en el cual las mujeres solemos estar pensativas, a veces tristes, no hablamos casi, sonreímos poco, no somos nuestra versión original o simplemente queremos replantear la estrategia de vivir.

Con frecuencia en estos casos nos miramos al espejo y reflexionamos, hablamos a nosotras mismas y preguntamos: ¿Qué estamos haciendo? ¿Qué nos pasa? ¿Cómo permitimos que X o Y situación nos arrastrara hasta ese punto? y ¿Cuándo vamos a reaccionar?, son ciclos normales en la vida de cualquier persona.

Pero en un mundo como en el que estamos hoy, con el uso de las redes sociales, los filtros y las aplicaciones como Instagram, mirando mi perfil un día me pregunté: ¿Esa si soy yo? ¿No recuerdo estar así de feliz en esa foto? ¿Por qué tengo tanto afán de tener que publicar diariamente?

Y el día que me sentí estresada por tanta presión que ponía sobre mis hombros, publicaciones, feed, likes, seguidores, historias, llegué a un punto en que me cansé hasta de verme tanto y me di cuenta que era el momento de parar y me alejé por un tiempo.

Chicas, desde cuando un perfil en cualquier red social va a reemplazar nuestro verdadero yo, hasta cuándo vamos a permitir que lo que publicamos nos defina como personas, hasta cuándo vamos a presumir la vida que no tenemos, la felicidad que nos falta, el novio/esposo que tenemos y que en realidad no es tan detallista, la casa hermosa que a veces puede estar sola, hasta cuándo vamos a permitir crear otro yo, una persona que no somos pero que le damos vida por medio de las redes y que si es feliz, que tiene el trabajo soñado, el jefe perfecto, los viajes y vacaciones de lujo, la comida fantástica y los amigos leales.

Las invito a  decir ¡no más!, a publicar cuando se sientan motivadas, a mostrar su foto #SinFiltro, que nos vean y sepan que somos la misma persona, con el cabello al natural rizado, liso, espelucado, con el vestido nuevo y también con el que repetimos cada semana porque nos encanta, las invito a amarse cada día de sus vidas, por que Dios nos hizo PERFECTAS, ÚNICAS: Al fin y al cabo ni tú, ni nuestra pareja se relaciona con una foto ni con un perfil, es con nuestro yo real, la convivencia muy difícilmente se puede fingir y aún si se pudiera no sería vida, porque sería un castigo, una frustración pretender sostener un YO que no existe.

Entonces seamos libres, libres de esos estereotipos de las redes, las series, la moda, que siempre seas tú, tú sonrisa, tus lágrimas, que tú autenticidad brille por sobre todas las cosas, al final tendrás la satisfacción de ser amada o rechazada por lo que eres y mientras te aceptes y te ames, los demás ya no importan.

Por: Ana Carolina Buitrago Ospina

Diario Digital LARAZON.CO



¿Qué opinas de esto?