Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cuando falta el agua: peligro inminente

La Corte Constitucional en uno de sus más recientes fallos, establece que las familias que no acrediten suficientes recursos para pagar el servicio de agua potable, podrán tener derecho a recibir al menos 50 litros diarios por persona gratuitamente. El fallo es ponencia del Magistrado...


SENADOR-GALÁN-COLUMNA
La Corte Constitucional en uno de sus más recientes fallos, establece que las familias que no acrediten suficientes recursos para pagar el servicio de agua potable, podrán tener derecho a recibir al menos 50 litros diarios por persona gratuitamente.

El fallo es ponencia del Magistrado Gabriel Eduardo Mendoza quien aduce: “El artículo 13 de la Constitución Política establece que el Estado tiene el deber de proteger a las personas que sufran debilidad manifiesta¨. Es el caso una familia en Cundinamarca que interpone la acción de tutela pues no tienen solvencia económica para pagar este servicio.

Cabe preguntarse si lo mismo estarán viviendo las familias samarias y las del Bajo Baudó en el departamento del Chocó, quienes en este momento carecen del preciado líquido.

En Santa Marta la crítica situación que se vive por la falta de agua no solo preocupa a la ciudadanía;  las autoridades desconocen cómo afrontar los cambios climáticos con todos sus fenómenos aunado al crecimiento vertiginoso de la ciudad. Seguramente no se encuentran en condiciones de garantizar el servicio público de acueducto y tampoco enfrentar las consecuencias que la escasez conlleva en materia de salubridad.

Los ríos se han secado, la población toma residuos de agua contaminada como la del  río Manzanares, donde  la quema de ataúdes por parte del cementerio cercano trae elementos tóxicos a la poca agua que queda en este ínfimo recurso hídrico.

A orillas de este riachuelo que alimenta poblaciones como Tayrona y Tayronita, se pueden encontrar restos de osamenta humana que en descomposición envenenan y contaminan el ambiente.

Así mismo, en el Bajo Baudó en el Chocó, la comunidad enfrenta una emergencia sanitaria por la poca agua que reciben y la queja que viene contaminada por materia fecal. Hace un mes exigen al gobierno una intervención inmediata.

Consumir agua con bacterias genera enfermedades gastro intestinales y cuadros de diarrea aguda en nuestra población infantil; los hospitales en estas localidades no alcanzan a solventar estas emergencias.Las enfermedades tropicales como el dengue clásico, se hacen presentes, así como del tracto respiratorio.

Es hora de reaccionar, de hacer un llamado a las autoridades locales, departamentales y nacionales,  para  implementar brigadas de apoyo a éstas comunidades vulneradas y en emergencia por falta de agua y contaminación ambiental.



¿Qué opinas de esto?