Comisión de Paz advierte sobre posible regreso de ‘chuzadas’ a sus integrantes

Los parlamentarios dicen haber sido declarados como objetivos políticos de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI).


Redacción. A través de una carta, los senadores Roy Barreras, Iván Cepeda y Antonio Sanguino, advirtieron al presidente Iván Duque sobre el posible retorno de prácticas ilegales como las chuzadas y seguimientos a los congresistas que hacen parte de la Comisión de Paz del Senado.

Los parlamentarios dicen haber sido declarados como objetivos políticos de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) y señalan que contra de ellos se podría emprender operaciones de desprestigio y un montaje judicial.

“Dichas operaciones comprenderían labores de inteligencia que no cuentan con autorización y órdenes judiciales que, por tanto, son ilegales, con el propósito, nos advierten, de urdir investigaciones penales sobre bases falsas o en otras palabras crear falsos positivos judiciales”, indica la misiva.

Lea también  Procuraduría formuló pliego de cargos al exgerente de RTVC

Alertan además que el 30 de marzo pasado en una vivienda del barrio El Salitre en Bogotá se habría llevado a cabo una reunión donde funcionarios de la Dirección Nacional de Inteligencia, revelaron directrices presuntamente dadas por el director de esa entidad, el almirante Rodolfo Amaya, para adelantar seguimientos y acciones contra los integrantes de esa comisión.

“De resultar cierto este hecho sería de extrema gravedad, pues constituirían no solo una abierta violación a nuestros derechos individuales, sino además una agresión al libre ejercicio de la política en Colombia”, apuntan en la comunicación.

Los congresistas solicitaron al presidente de la República y a las autoridades pertinentes determinar si esas actuaciones son ciertas e identificar a los responsables.

Lea también  Propuesta de adelantar prima tiene como fin evitar aglomeraciones: Fenalco

También oficiaron para los fines legales, al Fiscal General de la Nación (e) Fabio Espitia Garzón y a la presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Esmeralda Arosemena.

Esta es la carta:



¿Qué opinas de esto?