Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Comisión de Paz advierte sobre posible regreso de ‘chuzadas’ a sus integrantes

Los parlamentarios dicen haber sido declarados como objetivos políticos de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI).


Redacción. A través de una carta, los senadores Roy Barreras, Iván Cepeda y Antonio Sanguino, advirtieron al presidente Iván Duque sobre el posible retorno de prácticas ilegales como las chuzadas y seguimientos a los congresistas que hacen parte de la Comisión de Paz del Senado.

Los parlamentarios dicen haber sido declarados como objetivos políticos de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) y señalan que contra de ellos se podría emprender operaciones de desprestigio y un montaje judicial.

“Dichas operaciones comprenderían labores de inteligencia que no cuentan con autorización y órdenes judiciales que, por tanto, son ilegales, con el propósito, nos advierten, de urdir investigaciones penales sobre bases falsas o en otras palabras crear falsos positivos judiciales”, indica la misiva.

Alertan además que el 30 de marzo pasado en una vivienda del barrio El Salitre en Bogotá se habría llevado a cabo una reunión donde funcionarios de la Dirección Nacional de Inteligencia, revelaron directrices presuntamente dadas por el director de esa entidad, el almirante Rodolfo Amaya, para adelantar seguimientos y acciones contra los integrantes de esa comisión.

“De resultar cierto este hecho sería de extrema gravedad, pues constituirían no solo una abierta violación a nuestros derechos individuales, sino además una agresión al libre ejercicio de la política en Colombia”, apuntan en la comunicación.

Los congresistas solicitaron al presidente de la República y a las autoridades pertinentes determinar si esas actuaciones son ciertas e identificar a los responsables.

También oficiaron para los fines legales, al Fiscal General de la Nación (e) Fabio Espitia Garzón y a la presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Esmeralda Arosemena.

Esta es la carta:



¿Qué opinas de esto?