Autoridades investigan los hechos en los que murieron 4 infantes de Marina en San Andrés

Trascendió que el uniformado que presuntamente accionó el arma, atentó contra su propia vida.


Redacción. De acuerdo con el vicealmirante Juan Ricardo Rozo Obregón, comandante de la Fuerza Naval del Caribe, los hechos que rodean la muerte de los cuatro uniformados en el Batallón de Policía Naval Militar N° 11, son materia de investigación.

El oficial también indicó que se adelantan las labores necesarias para el traslado de los cuerpos y el acompañamiento a las familias de los militares fallecidos.

“Lo más importante es el acompañamiento de la familia los 4 infantes de Marina fallecidos, vamos a esperar que se adelante la inteligencia por parte de Fiscalía, Medicina Legal, y haremos el acompañamiento y traslado de los cuerpos a los lugares de destino y el acompañamiento integral a las familias”, precisó.

Lea también  Salario de congresistas aumentó y quedó en más de 35 millones

En sus declaraciones, el comandante de la Fuerza Naval del Caribe entregó los detalles que hasta ahora se conocen del hecho, señalando que el trágico suceso al parecer fue ocasionado por uno de los militares.

“Presuntamente un infante de Marina tomó un fusil, lo carga y lo activa hacia los demás militares que se encontraban en el alojamiento descansando, como consecuencia de este hecho, fallece un infante en el sitio y resultan tres heridos adicionales, los infantes de Marina y un soldado del Ejército Nacional”, indicó.

“Estos tres hombres son trasladados de manera inmediata hacia el hospital de San Andrés donde en el camino, por las graves heridas causadas por el arma de fuego, fallece uno de nuestros infantes y el otro, fallece posteriormente en urgencias del hospital. El soldado se encuentra estable, fuera de peligro afortunadamente”, agregó.

Lea también  Fedegán pide investigar posible especulación con los precios de la carne de res

Según lo narrado por uno de los militares que al parecer se encontraba en el lugar de los hechos, logró salir del alojamiento tras evidenciar cómo el uniformado accionaba su arma.

“Yo estaba con otro soldado en uno de los camarotes cuando comenzó disparar, disparó a una cama y yo me tiré al piso y comencé a salir en arrastre bajo, pero mi amigo se quedó en la cama y le gritó y él también le disparó. Él también se disparó”, narró.

Los hechos sucedieron pasadas las 11:00 de la mañana del pasado 25 de diciembre.



Join the Conversation

Join the Conversation