Córdoba tiene un gran potencial para el cultivo de caucho

En la cuenca del San Jorge se abre una posibilidad importante para este cultivo que lucha por ganarse el mercado nacional. Planeta Rica. Desde hace tiempo se habla de un cordón cauchero entre Córdoba, Bajo Cauca y Urabá, este cordón empezó en la zona de...


En la cuenca del San Jorge se abre una posibilidad importante para este cultivo que lucha por ganarse el mercado nacional.

Planeta Rica. Desde hace tiempo se habla de un cordón cauchero entre Córdoba, Bajo Cauca y Urabá, este cordón empezó en la zona de Tarazá, y otros municipios del Bajo Cauca, llegando a Córdoba, principalmente a Puerto Libertador, Montelíbano y San José de Uré, hasta llegar a Urabá.

En esta zona hay actualmente 7.200 hectáreas de caucho sembradas, de esas están en producción 3.200, faltan 4.000 para empezar a producir, según datos del programa Colombia Responde, impulsor de las iniciativas de avocación de varios heveicultores.

“Por cada hectárea se necesita mínimo de un rayador, es decir que estamos ante una gigantesca oportunidad de empleo. Hemos tenido visitas de productores de Guatemala, para enseñarles a rayar y tratar el caucho de una forma integral y ahora le apostamos a un proceso de transformación para mejorar la calidad y su competitividad en el mercado”, señaló Darío Mejía, director regional de Colombia Responde.

Lea también  Exalcaldesa de Lorica a juicio disciplinario por presunta participación en política

En ambas regiones 3.600 familias están trabajando el caucho, en su mayoría, un 90% fueron personas que antes estuvieron dedicadas al cultivo de hoja de coca, pero hallaron en la heveicultura una oportunidad rentable de tránsito a la legalidad.

Escucha”Dario Mejía de Colombia Responde” en Spreaker.

“El caucho es un commoditie, cuyo precio fluctúa de acuerdo al mercado internacional, muchas veces no son los mejores, pero a lo que realmente hay que apostarle es a ganar terreno en el mercado local, donde hay sobreproducción, pero falta calidad y trasformación de la materia prima”, agregó.

Entre los retos que representa la heveicultura están en el manejo de los cultivos, rayado y mantenimiento de los árboles, así como garantizar el fomento de producción y comercialización del mismo.

Lea también  Para enfrentar crisis por COVID-19 Comfacor adelanta pago de cuota monetaria

Además es necesario que el productor pueda apoyarse en cultivos alternativos, de corto plazo y sostenerse económicamente, ya que los rendimientos del caucho no se verán hasta siete años después de la siembra.

“Son siete años de paciencia y donde el campesino debe sortear dificultades, por eso la planeación es importante”, detalló.

El litro de látex se cotiza internacionalmente en 1.100 y 1.300 pesos, precio bajo, pero si hay compradores permanentes se convierte en una opción rentable.



¿Qué opinas de esto?