Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Córdoba, el paraíso en peligro (Primera Parte)


Por: Óscar Sánchez Oviedo.

Los puertos que asustan a San Antero

En San Antero, municipio del que se habla a nivel nacional por el famoso festival del burro y a nivel internacional por los valiosos programas de uso sostenible de los recursos naturales que ahí se realizan desde hace años, la comunidad tiene miedo; esta vez no se trata de miedo a las bandas criminales, aunque de eso también hay, ni al mar de leva o a un bajón de la actividad turística, se trata de un puerto, lo que significa una amenaza al medio ambiente de la zona y al futuro de la comunidad que aprendió a vivir, disfrutar y proteger sus recursos naturales para convertirse en ejemplo.

En diciembre de 2014 la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS) otorgó la licencia ambiental para la construcción de un puerto de cargue de carbón, a la empresa Graneles del Golfo, en la misma zona de la Bahía de Cispatá donde se oficializó el Distrito de Manejo Integrado DMI en el año 2006, ahí está una de las zonas mangláricas más importantes del país y ahí se da desde hace años el programa que permitió la salvación del Caimán Aguja, especie que estaba en vía de extinción.

FormatFactoryIMG_7896
El mar caribe en la bahía de Cispatá, al fondo un barco pesquero.

Luego que varias voces de protesta se levantarán, a través de varios medios de comunicación, a mediados de 2016 la licencia para la construcción del puerto para cargue de carbón fue revocada por la misma CVS; meses después el temor de la comunidad volvió, cuando se conocieron versiones de prensa según las cuales “La CVS decidió revocar el acto administrativo de revocatoria de la licencia, dejándola viva nuevamente”.

Quienes conocen la zona saben que la construcción de un puerto en esa bahía es un atentado contra unas de las mayores riquezas naturales del país y de paso contra la industria del ecoturismo, que apenas comienza a tomar la debida fuerza, pero tiene gran potencial.

El temor por este puerto hizo recordar a los sananteranos que desde hace años se habla de una obra similar pero de mayor magnitud en la misma zona, el llamado Puerto de Aguas Profundas, cuyo futuro estaría en manos de la Agencia de Licencias Ambientales
(Anla); un tema que parecía ‘congelado en el tiempo’ pero ahora es motivo de desconfianza cuando alguien de otra región se muestra interesado en comprar tierras en San Antero.

Visitamos el área y dialogamos con los afectados:
Luis Francisco Mora Benítez, Presidente Junta de Acción Comunal del corregimiento de Bijaito, el más afectado con la eventual construcción, ubicado a cuatro kilómetros del casco urbano de San Antero.

Escucha”01 – Luis Francisco Mora Benitez” en Spreaker.

Nelson Rosales Correa, representante legal de la Asociación Comunitaria para la Conservación del Caimán Aguja (Asocaiman) compuesta por excazadores de caimanes que hoy son sus principales protectores.

Escucha”02 – Nélson Rosales Correa” en Spreaker.

Marlidys López Calao, Asesora de Turismo de la Alcaldía de San Antero, confirma que desde la administración municipal tampoco se ve con buenos ojos la construcción del puerto para carbón, pero parece que otro puerto, de aguas profundas, del que se viene hablando hace años, no se mide igual.

Escucha”03 – Marlidys López Calao” en Spreaker.

El tema de los puertos también iría en contravía con las metas, a mediano plazo, que tiene el municipio.

Escucha”04 – Marlidy López Calao” en Spreaker.

Jhovany Ulloa, biólogo experto en fauna silvestre y manglares, fue uno de los impulsores del programa de uso sostenible de la zona manglárica y el caimán aguja en San Antero.

Escucha”05 – Jovany Ulloa Biólogo” en Spreaker.

Sais Rumión Pájaro , administradora del restaurante Mangle Colorao, uno de los más reconocidos de San Antero.

Escucha”06 – Zais Rumión Pájaro” en Spreaker.

Desde el punto de vista netamente legal, el tema se presenta como muy complicado, porque tendría que corregirse un grave error cometido por la CVS, según lo que explica el abogado Javier de La Hoz, quien se ha especializado en asuntos ambientales.

Escucha”Abogado Javier De La Hoz” en Spreaker.

Lo que dice la CVS

Las hermosas playas de la bahía de Cispatá, reciben anualmente miles visitantes, atraídos por su exuberante belleza que mezcla mar, playa y biodiversidad.

La CVS ha indicado, a través de un comunicado, que el puerto que la sociedad portuaria Graneles del Golfo pretendió construir no ha sido revivido, por el contrario la corporación busca la anulación definitiva de los actos que permitieron en algún momento la luz verde para su construcción; al tiempo que deja en claro que sobre el otro puerto, el de aguas profundas, no hay solicitudes vigentes

“De igual forma, la CVS en fecha 26 de diciembre de 2016, inicia trámite de revocatoria directa de las resoluciones por las cuales se concede licencia ambiental a la Sociedad Portuaria Graneles del Golfo S.A, con el fin de obtener el consentimiento expreso, previo y escrito del beneficiario de la misma, atendiendo el mandato legal consagrado en la ley 1437 de 2011.

Turistas visitando la zona manglárica de la bahía de Cispatá, uno de los ecosistemas más importantes y frágiles del mundo.

Así mismo, sea pertinente comunicar a la ciudadanía, que la CAR CVS inicia trámite judicial consistente en acción de nulidad simple contra las resoluciones 2-0616 de fecha 23 de diciembre de 2014 y 2-0799 de 26 de febrero de 2015 que otorgan la licencia ambiental a la Sociedad Portuaria Graneles del Golfo S.A, y cuyo objetivo, no es otro distinto a que se decrete la nulidad y se dejen sin efectos dichos actos administrativos.

FormatFactoryIMG_7701
Turistas disfrutando de actividades náuticas en la bahía de Cispatá.

De igual forma, es importante informar a la ciudadanía que la Sociedad Portuaria Graneles del Golfo S.A, es persona jurídica distinta a la Sociedad Portuaria de Córdoba S.A, la cual se encuentra en liquidación y no ha renovado su matrícula desde el año 2008 y que por parte de esta última no se ha recibido ni tramitado solicitud de licencia ambiental para la construcción y operación de puertos en jurisdicción de la CAR CVS”.

Caimán de Aguja, una de las especies que ha sido rescatada gracias a un exitoso programa de conservación.
Caimán de Aguja, una de las especies que ha sido rescatada gracias a un exitoso programa de conservación.

Lo cierto es que, con todo lo sucedido y lo que podría suceder, la comunidad de San Antero vive asustada con la idea de un par de puertos que no caben en la cabeza de quienes conocen el valor ambiental de la zona, pero sí en la cabeza de quienes ponen por delante otros intereses.



¿Qué opinas de esto?