Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

No estamos para crónicas ni literatura

Marcos Velázquez, Docente e Investigador. FOCUS Georgette entra acelerada, sin tocar la puerta y sin pedir permiso, a la oficina de Mile y le pregunta de modo cortante y seco: Georgette: ¿Ya está lista esa vaina? Mile: Sabiendo de qué se trataba pero desde el...


Marcos Velázquez, Docente e Investigador.
Marcos Velázquez, Docente e Investigador.

FOCUS

Georgette entra acelerada, sin tocar la puerta y sin pedir permiso, a la oficina de Mile y le pregunta de modo cortante y seco:

Georgette: ¿Ya está lista esa vaina?

Mile: Sabiendo de qué se trataba pero desde el lugar de la ironía y con deseo de amargarle la vida a Georgette, le responde: ¿Qué vaina?

Georgette: ¿Cuál va ser Mile? No te hagas ahora el desentendido que estoy acelerada y de mal genio.

Mile: ¡No se te nota!

Georgette: ¿Me estás tomando el pelo o me quieres fregar la vida? ¿Está o no está?

Mile: No. Estoy siendo irónico.

Georgette: ¿Cómo así? -“poniendo el grito en el cielo”- ¿No está? Y cómo así que estás siendo irónico, ¿qué significa eso?

Mile: ¡Nada Georgette, nada! Si está, y mejor que como lo tenía al principio, para que lo sepas.

Georgette: ¡Uuuff! Qué descanso. Ya llamó ese Man y viene para acá con su abogado a recibir el trabajo. Eso me estresó, porque la verdad, el Man es como intenso y no hace nada sin la aprobación de su abogado: parece un niño con su “papito” –haciendo el gesto de entre comillas en el aire con sus dedos- pa`riba y pa`bajo con ese otro Man.

Mile: Es normal. El hombre se cura en salud. Igual está haciendo una inversión fuerte.

Georgette: ¿Cómo así? ¿Tú estás a favor de ese Man? ¡Lo que me faltaba! No me friegues Mile.

Mile: ¡Deja el show! Estás ansiosa. Sólo dije que está curándose en salud: cuida su bolsillo, y eso no está mal. Pero ni con eso podrá sacar adelante su inversión.

Georgette: ¿Cómo así Mile? No hagas que me dé un yeyo con tu filosofía porque te conozco, y no estoy, ni la agencia está, para reflexiones filosóficas. Necesitamos es plata, y ese Man la tiene toda, así que te me vas ubicando y te centras en vender y no en filosofar. Al Man hay que venderle ese plan de marketing para su marca personal como sea, porque si no, tú y yo no podremos seguir tomando vino en la zona rosa. ¡Ubícate! ¿Qué te pasa? O quieres irte a tomar cerveza light a la tienda de tu barrio: ¡o sea, Mile!

Mile: Ubicado estoy Georgette. Ubicado estoy. Y ya tomo cerveza en la tienda de mi barrio y lo disfruto mucho, sólo que tomo es la “Perfecta”, no la que tu dijiste. A lo que voy es a aclararte de ante mano que si bien tú expondrás la parte estadística del plan y toda la medición que se hizo para sustentar con cifras por qué este plan tiene cabida en el target del hombre, él quedará contento con lo que ve en esas cifras, pero no podrá sostener el plan, ya que no tiene discurso.

Georgette: ¡Sí vez! Ya me empezaste a enredar la pita y te dije que estoy estresada. De qué vaina estás hablando con eso de “discurso” –haciendo el gesto de entre comillas en el aire con sus dedos-, si de lo que se trata es de entregarle un plan de mercadeooooo para que posicione su marca personal.

Mile: Precisamente de eso te estoy hablando. De “posicionamientooooo” –emulando de modo irónico a Georgette, con todo y sus gestos. Es decir: en tablas de Excel toda realidad numérica cuadra. Es como la mejor cerveza que circula en el país: perfecta. ¡Pero! Del dicho al hecho, de lo ideal a lo real, se necesita discurso, argumento, elementos que sostengan la seducción de los consumidores, y eso, precisamente eso, no aparece en las tablas estadísticas que permite realizar Excel.

Georgette: Explica, explica rápido sin tanta arandela: Sé concreto Mile, ¡sí! Mira la hora que es y el Man está que llega y tú y yo aquí hablando vascuencias.

Mile: Vascuencias no. ¡Me explico! El plan, tal y como dan los resultados del estudio de mercadeo que hicimos, funciona. Es decir: no te preocupes, lo vas a vender. El problema está en que revisando las entrevistas que le han hecho a ese hombre, sus redes sociales y lo que dice en sus videos, él no tiene un discurso coherente: no tiene marca personal, dado que lo que dice no es coherente con lo que hace.

Georgette: ¿Pero estás seguro que va a comprar el plan de marketing que le vamos a exponer ahora?

Mile: Sí.

Georgette: ¿Por qué?

Mile: Porque cumple con los parámetros de un plan de marketing y la investigación fue hecha de modo honesto. Es decir: tiene coherencia según lo que el mercado necesita y espera de una nueva marca personal en su mercado objetivo.

Georgette: ¡Bueno! Eso es lo único que a mí me importa. Que el plan se venda. Lo otro es problema del Man. Así que no te quejes, porque cuando él venga a reclamarme por qué no funciona el asunto, yo le digo que te contrate a ti para que le armes el “discurso” –haciendo el gesto de entre comillas en el aire con sus dedos.

Georgette se acerca a Mile bruscamente y le dió un pico en la mejilla derecha.

Sonriendo y de modo coqueto, le dice: <<Te ganaste la copa de vino, yo te invito esta noche para que celebremos con todos. Te espero en la sala de juntas en cinco minutos, y te recuerdo: expón el plan sin “filosofías”. Aquí se trata es de vender. No estamos para crónicas ni literatura, ¡oíste!>>.

Georgette abandonó la oficina de Mile con una sonrisa dibujada en su rostro, dando un portazo que dejó aturdido a Mile quien no se había sentado todavía y se empezaba a secar el sudor de su frente con su pañuelo a pesar de que el aire acondicionado estaba en 16º.

Mail: marcosvelasquezoficial@gmail.com
Twitter: @MARCOS_V_M



¿Qué opinas de esto?