Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

La Rebelión de los Muchachos

Manuel Medrano ha sido Director y Productor de Radio por más de 35 años, ganador de cuatro premios de Periodismo Mariscal Sucre, cuatro Premios de periodismo de la Alcaldía de Sincelejo. Ha sido gerente de la emisora Todelar en Cartagena, de Radio Chacurí y Radio...


Manuel Medrano ha sido Director y Productor de Radio por más de 35 años, ganador de cuatro premios de Periodismo Mariscal Sucre, cuatro Premios de periodismo de la Alcaldía de Sincelejo. Ha sido gerente de la emisora Todelar en Cartagena, de Radio Chacurí y Radio Caracolí en Sincelejo. Propuso la Creación de la Emisora Unisucre FM Estéreo a la Universidad de Sucre de la cual fue director durante 10 años.
Manuel Medrano ha sido Director y Productor de Radio por más de 35 años, ganador de cuatro premios de Periodismo Mariscal Sucre, cuatro Premios de periodismo de la Alcaldía de Sincelejo. Ha sido gerente de la emisora Todelar en Cartagena, de Radio Chacurí y Radio Caracolí en Sincelejo.
Propuso la Creación de la Emisora Unisucre FM Estéreo a la Universidad de Sucre de la cual fue director durante 10 años.

Opinión/ Por: Manuel Medrano  Es evidente que el arte y el deporte ayudan a construir patria y son catalizadores que estimulan la reivindicación de la clase menos favorecida en medio de una sociedad que parece privilegiar a los ricos y marginar a los pobres.

El deporte ayuda a erradicar los problemas sociales y el arte, además de sensibilizar los espíritus, potencializa a los jóvenes para mejorar la calidad de vida del entorno familiar que los rodea.

Los negros encontraron en el deporte y las artes la manera de enfrentar pacíficamente el acendrado racismo norteamericano, y en nuestro país, artistas como Carlos Vives, Juanes y Shakira se convirtieron en emblemáticos embajadores de Colombia para el mundo, construyendo junto a muchos deportistas el rostro amable  de una patria estigmatizada por el conflicto armado, el narcotráfico y la corrupción.

Sin embargo el Estado ignora la importancia de ayudar a formar a nuestros artistas y deportistas.  Muchos líderes nacionales aprovechan los momentos más sublimes del accionar de nuestros muchachos para embarcarse en el bus de la victoria.  Vemos como los presidentes  se ponen la camiseta de la Selección Colombia en el Palacio de Nariño y se hacen tomar fotos con los campeones de ciclismo  y de boxeo, sin embargo el Ministerio de Cultura es el más miserable de los Ministerios,  con un presupuesto pírrico y el deporte tiene muy pocos dolientes.

Coldeportes no cuenta con los recursos indispensables para apoyar a nuestros deportistas; es por ello que no debe sorprender la rebeldía de los muchachos que triunfan con base a su propio esfuerzo y dedicación y se sienten utilizados por los gobernantes de turno, cuando están en la cima de sus carreras profesionales.  Es el caso del ciclista Esteban Chávez, quien estaba participando en el Giro de Italia y portaba la camiseta de líder, cuando aprovechó una entrevista para criticar al burgomaestre de Bogotá, Enrique Peñaloza, por no apoyar el ciclismo y no permitir que la vuelta a Colombia llegara a la Capital de la República.  El presidente Juan Manuel Santos al felicitar a los muchachos que participaron el Tour de Francia fue objeto de recriminación y le pusieron las banderillas haciendo énfasis que ellos se hacen solos.

La victoria de nuestros deportistas ubica al país en el mapa internacional y el pueblo se torna orgulloso de sus victorias y lamenta sus derrotas.

En Estados Unidos el Programa Becas Deportivas ayuda a los jóvenes que quieren hacer una carrera universitaria y a practicar un deporte.

En Brasil el deporte se ha convertido en una Política de Estado; realizaron el mundial 2014 y las Olimpiadas de Río este año 2016.  En Sudáfrica se creó el programa Deporte para el Desarrollo, 3571 niños empezaron a recibir formación de género, salud reproductiva, violencia escolar y programas deportivos; actualmente hay 10.000 clubes educativos exitosos.  El presidente, los gobernadores y alcaldes  tiene que visibilizar sus regiones con unos componentes activos  en el arte y el deporte  para que las clases marginadas  encuentren  la fortaleza necesaria  a fin de  llegar a acariciar el éxito y la prosperidad como James Rodríguez, Falcao, Nairo Quintana Katerin Ibarguen y  músicos como Justo Almario y Francisco Zumaqué, entre otros.

Nelson Mandela utilizó el deporte del pueblo para su batalla pacifica: ”El deporte tiene el poder de inspirar.  Tiene el poder de unir a la gente, el deporte puede crear esperanza en donde alguna vez hubo desesperanza.  Es más poderoso que el gobierno para romper barreras raciales.”

La Rebelión de los muchachos debe servir para que haya un cambio de actitud de nuestros gobernantes e incluyan en sus planes de gobierno proyectos que estimulen a los sectores más vulnerables como lo hace la Fundación Batuta, las Escuelas de Bellas Artes y las Escuelas de Formación Deportivas.



¿Qué opinas de esto?