Juntos por el Caribe

Por Carlos Ordosgoitia Sanin. Alcalde de Montería


El viernes pasado adelantamos la actividad Alcaldía con la Gente en Los Garzones. Durante la jornada compartí con los habitantes los esfuerzos e inversiones que estamos haciendo desde el Gobierno de la Gente y tomamos atenta nota de las nuevas obras y políticas públicas que proponen para seguir construyendo una mejor ciudad.

Sin duda, el común denominador de todas las personas que asistieron tiene que ver con que sus bolsillos están asfixiados por el excesivo costo del servicio de energía. Inconformismo que no solo expresan en Los Garzones sino millones de familias del Caribe.

Las tarifas le están arrebatando la tranquilidad a los ciudadanos, en especial a los de estratos 1 y 2, que se ven en la encrucijada de destinar lo poco que ganan para pagar una factura que llega más cara que el valor del arriendo. Gasto que también afecta la compra de productos básicos de la canasta familiar de consumo diario.

Los gobernantes del Caribe estamos en la obligación de seguir alzando la voz ante este atropello y unirnos para trabajar por un mismo objetivo: lograr que las tarifas sean equitativas.

Estamos saliendo de la pandemia del Covid-19, y hoy en el Caribe debemos hacerle frente a esta otra dificultad que está «electrocutando» la esperanza y las finanzas de los ciudadanos.

No podemos ser indolentes y quedarnos de brazos cruzados, más aún teniendo en cuenta que desde inicios de 2021 nos enfrentamos a un incremento del 30% de las tarifas, el más elevado en los últimos 10 años.

Ante el anterior panorama, invito a toda la bancada Caribe del Congreso, en especial a nuestros seis senadores y seis representantes cordobeses, a ponerse la camiseta de esta región que clama por una pronta solución.

Tenemos que lograr estructurar un proyecto de ley sólido que deje establecidos recursos y financiaciones en el Plan Nacional de Desarrollo por parte del Gobierno Nacional para que asuma las pérdidas de energía y las inversiones por las que ya pagamos.

Debemos insistirle al nivel central sobre la urgencia de articular acciones para contrarrestar el exorbitante crecimiento del Índice de Precios al Productor, que registró un incremento anual del 32,85% según la última medición del Dane, índice que se toma en cuenta para establecer el componente de distribución que hace parte de la fórmula que establece el valor de la prestación del servicio.

A lo que sumamos la modificación de esa fórmula, razón por la que demandamos las resoluciones de la Creg.

El tema energético tiene que ser ese punto de partida para que actuemos unidos por las necesidades más apremiantes de la Región Caribe.

En nuestras manos está sacar adelante proyectos como el Tren del Caribe, conexiones viales de doble calzada para reducir los tiempos de viaje entre las ciudades capitales, mejoramientos de vías terciarias, puertos profundos, proyectos de energías limpias que reduzcan las emisiones de gases y la generación de industrias para el crecimiento de nuestra economía y la generación de empleo.

Es hora de fortalecernos en todos los estamentos, trabajando mancomunadamente entre sociedad civil, agremiaciones, gobernantes y legisladores.

Alejados de colores políticos y enfocados en ser muy propositivos en aras de aumentar la calidad de vida de las comunidades y elevar el nivel de competitividad para abastecer al país con nuestros productos y abrirnos a mercados internacionales.



Join the Conversation

Join the Conversation