Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El Síndrome De Burnout

Opinión/ Por Marta Saenz. En días pasados, me encontraba en un consultorio médico, y mientras esperaba mi turno, terminé conversando con la vecina quien me contó que tenía una pequeña de tres años, y que la niña era “tan intensa” que le había generado a...


Opinión/ Por Marta Saenz. En días pasados, me encontraba en un consultorio médico, y mientras esperaba mi turno, terminé conversando con la vecina quien me contó que tenía una pequeña de tres años, y que la niña era “tan intensa” que le había generado a ella el síndrome de Burnout; les confieso que en ese instante me declaré silenciosamente ignorante. De vuelta a casa me puse en la tarea de investigar de que se trataba el tema del cual les comparto a continuación.

El Síndrome de Burnout o síndrome del trabajador quemado es un tipo de estrés laboral crónico que se caracteriza por un progresivo agotamiento físico y mental, importantes cambios de comportamiento y falta de motivación absoluta por las tareas realizadas; el cambio de actitud relacionado con malos modales hacia los demás o con un trato desagradable, es una de las características claves para identificar un caso de Burnout. El síndrome hace que su resistencia al estrés sea cada vez menor, por lo que al organismo le cuesta cada vez mas trabajo hacer frente a los factores que generan ese estrés.

Aunque la definición del síndrome se hace desde el punto de vista laboral, también se ha aplicado a la paternidad, en referencia al agotamiento que puede llegar a sentir las madres y padres en relación a la crianza de sus hijos. La psicóloga Violaine Gueriyauly, escribió el libro: “El cansancio emocional y físico de las madres”, en el que establece que “El trabajo materno implica repetición o hacer mil veces las mismas tareas; muchas situaciones sobre las cuales no tiene control como enfermedades o accidentes; otro factor es la imprevisibilidad, por mucho que se planifique el día lo mas seguro es que al final del día, algunas madres llegan a pensar que no han hecho nada, y eso les produce angustia y estrés”.

La persona con Síndrome de Burnout se siente agobiada y cansada. De hecho suele experimentar un intenso sentimiento de impotencia y desesperación desde que se levanta. La forma mas efectiva de contrarrestar el síndrome de agotamiento materno es entendiendo que nadie es “Súper Mujer”. Hay que establecer rutinas claras, aprender a priorizar y no dudar en pedir ayuda. Una vez que se determine que la madre padece de síndrome de agotamiento es imperativo tener un tiempo de reposo y ayuda terapéutica, y no acumular cansancio.

La prevención de la patología se inicia con la evaluación de las situaciones que nos generan estrés y ansiedad, tomando las medidas y decisiones adecuadas para intentar reducirlo. Es importante tener presente que el síndrome es un proceso que va creciendo de manera progresiva si no se toman los correctivos del caso.

PARA DESTACAR :

 Burnout también nos genera síntomas a nivel físico: afecciones del sistema locomotor, dolores musculares y articulares, problemas gastrointestinales, cardiovasculares, dolores de cabeza o cefaleas, mareos, alteraciones del apetito sexual y mayor riesgo de obesidad.

 



¿Qué opinas de esto?