Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Difamar, según la RAE


17103413_10155055494139813_5736414806158426273_n
Por: Andrés Pablo Agámez Polo

Yo, al igual que un médico, abogado, ingeniero, administrador o docente, estudié por varios años para obtener mi título profesional de Comunicador Social – Periodista, avalado por una Universidad acreditada por el Ministerio de la Educación de Colombia. Lo logré gracias al esfuerzo, sacrificio y apoyo de mi familia, especialmente el de mi madre, a la que no tengo cómo pagarle todo lo que ha hecho y hace por mí. Al igual que yo, supongo que sus historias de esfuerzos y sacrificios son iguales o parecidas para poder obtener ese título profesional que tanto anhelamos. Ese título que nos otorga un nombre y un cargo en la sociedad, pero que también pone sobre nuestros hombros, la responsabilidad de salvar vidas, construir puentes, solucionar problemas, gobernar y educar a miles de niños, jóvenes, adultos y comunidad en general. Por eso nos hacemos profesionales, para cumplir nuestros sueños de hacer lo que nos gusta, pero hacerlo bien y como debe ser.

Cuando vemos en las noticias que se caen puentes, edificios, o que algún juez deja libre a un violador o que mueren personas por un mal procedimiento médico… me asombra la capacidad que tiene el ser humano de mentirse a sí mismo y de hacerle creer a la sociedad que es un profesional.

Por eso, mi invitación a todo el que haya llegado hasta este punto de la lectura, es a que no se alegre cuando no haya clases en el colegio o la U, es a que le exijan a sus docentes, es a que investiguen y vayan más allá de lo que le dicen sus profesores, quienes vamos más allá, siempre tenemos ventaja en el mundo laboral. Pero lo que me motiva hoy a escribir esto, es precisamente el Periodismo. Esta profesión que escogí porque estoy convencido que todos los ciudadanos tenemos derecho a ser informados de lo que pasa a nuestro alrededor, pero ojo, de ser informados… no difamados.

Aplaudo, conozco y celebro la oportunidad que han tenido varios colegas de ejercer el Periodismo sin haber obtenido un título profesional, tengo que reconocer que son personas serias, responsables y respetuosas… y por eso los considero colegas. Sin embargo, en otro “punto de la noticia” existen personas que se hacen llamar Periodistas y no lo son. Si señores, entiendan de una buena vez por todas que esas personas que crearon una página web y se les dio por sentarse a escribir noticias o en el peor de los casos a crear cuentas en twitter y opinar de lo que pasa en la ciudad….NO SON PERIODISTAS. Y no lo son precisamente porque, para quienes no saben, el Periodismo tiene como principios recolectar, sintetizar, jerarquizar analizar y publicar información relativa a hechos del presente, del pasado y/o del futuro. En este sentido, el periodismo se entiende como una metodología adecuada para poder presentar cualquier tipo de información valiosa, buscar fuentes seguras y verificables.

Ahora bien, lo que hacen algunas personas a las que ustedes mismos se han encargado de llamar periodistas es “Difamar” que a los que no saben, les comparto lo que dice la RAE (Real Academia de la Lengua Española). Difamar: Desacreditar a alguien, de palabra o por escrito, publicando algo contra su buena opinión y fama. 2. Poner algo en bajo concepto y estima.

Difamar

Así que, queridos amigos, la próxima vez que piense compartir algo en Facebook, Twitter e Instagram, asegúrese de que la persona que lo publica, es un Periodista y que ha hecho bien su labor de investigar y analizar el hecho. Y lo mejor, recuerde que al compartir contenido falso, usted está ayudando a esa persona que NO estudió periodismo, a convertirse en un difamador que las demás personas creen como Periodista.



¿Qué opinas de esto?