Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Algo huele mal en la Universidad

Manuel Medrano ha sido Director y Productor de Radio por más de 35 años, ganador de cuatro premios de Periodismo Mariscal Sucre, cuatro Premios de periodismo de la Alcaldía de Sincelejo. Ha sido gerente de la emisora Todelar en Cartagena, de Radio Chacurí y Radio...


Manuel Medrano ha sido Director y Productor de Radio por más de 35 años, ganador de cuatro premios de Periodismo Mariscal Sucre, cuatro Premios de periodismo de la Alcaldía de Sincelejo. Ha sido gerente de la emisora Todelar en Cartagena, de Radio Chacurí y Radio Caracolí en Sincelejo. Propuso la Creación de la Emisora Unisucre FM Estéreo a la Universidad de Sucre de la cual fue director durante 10 años.
Manuel Medrano ha sido Director y Productor de Radio por más de 35 años, ganador de cuatro premios de Periodismo Mariscal Sucre, cuatro Premios de periodismo de la Alcaldía de Sincelejo. Ha sido gerente de la emisora Todelar en Cartagena, de Radio Chacurí y Radio Caracolí en Sincelejo.
Propuso la Creación de la Emisora Unisucre FM Estéreo a la Universidad de Sucre de la cual fue director durante 10 años.

Opinión/ Por: Manuel Medrano

El 26 de agosto del año en curso, la Universidad del Magdalena, recibió de parte del Ministerio de Educación Nacional, su primera Acreditación Institucional de Alta Calidad, convirtiéndose de esta manera en la segunda Institución de Educación Superior de la Región Caribe en obtener este extraordinario reconocimiento, entrando de esta manera a formar parte de ese grupo selecto de 44 universidades del país.

Mientras esto sucede en el Magdalena, por los lares del departamento de Sucre, a nadie parece importarle lo que  sucede en el alma mater, donde el señor Vicente Periñan Petro se ha apoderado de la rectoría, acolitado por un Consejo Superior  que lo ha reelegido dos veces, tan solo para tener acceso a la burocracia y a la contratación,  es lamentable que elementos con una actitud depredadora  se hayan apoderado  de la única institución pública en el departamento de Sucre, que podría tener la capacidad de trasformar la vida  de los jóvenes sucreños  a través de una educación de calidad.

El Consejo Superior permanece ciego, sordo y mudo y no le hace reparo al proyecto de gobierno del rector, el cual entre sus propuestas, tenía la acreditación de seis programas de pregrado y la acreditación Institucional. No lo ha logrado en dos periodos y en el tercero será menos posible que lo logre, por el contrario se perdió la acreditación de alta calidad del Enfermería y tuvo en vilo a todas las Ingenierías. De esta situación el Consejo Superior no ha dicho nada, es como si nada hubiera pasado, siendo de hecho una grave situación. Con acreditación de alta calidad solo quedan Biología y Zootecnia, que representan el 11% del total de programas académicos. Y como si fuera poco,   en su primer período el señor rector Vicente Periñan acabó con la Estación Radial Unisucre FM, considerada hasta entonces la emisora Cultural de la Región Caribe y caprichosamente la puso a competir con Olímpica Stereo y el mismo sin tener conocimiento de radio pasó a dirigir un programa de 3 horas.  La emisora pasa hasta dos meses apagada y un trasmisor moderno de 5000 vatios que fue adquirido recientemente hoy solo trabaja con 60 vatios por haber sido mal instalado.

La Universidad de Sucre se ha tornado invisible para los 26 Municipios Sucreños, se desaparecieron los Ceres, y por ende, dificultándose el acceso a la Educación Superior de los jóvenes del sector rural por que el señor rector, Vicente PeriñanPetro, cortó las comunicaciones con los diferentes Alcaldes municipales en detrimento de una juventud que está ávida de estudiar en la única universidad pública de Sucre. Y como si esto fuera poco, los profesores han estado denunciando la persecución y el matoneo que reina en la universidad después de la reelección del señor rector, y los más afectados han sido quienes aspiraron a la rectoría; algunos les quitaron sus cargas académicas y a otros los han despedido.

La Universidad del Norte cobró 450 millones de pesos por el Plan de Desarrollo de Sucre y se le entregaron los proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación por 70 mil millones de pesos y mientras tanto la Universidad de Sucre vive alejada de toda esta realidad y no oferta ninguna clase de servicio, mientras se dilapida su presupuesto que sobrepasa los 45 mil millones de pesos y parece ser codiciado como un botín para el rector y el consejo superior.

Algo huele mal en la universidad de Sucre, y a nadie parece importarle, sería conveniente que se hiciera una auditoría seria a la contratación de obras y suministros de la Universidad de Sucre, existen construcciones y compras que dejan dudas sobre su legalidad y más aún sobre su calidad.



¿Qué opinas de esto?