25-N: todos los días

Por Ricardo Madera Simanca.


Opinión. De pelao mi papá acostumbraba a decirme que fechas como el Día de la Madre, de la Mujer y del Maestro, entre otros, deberían conmemorarse todos los días.

Y es que precisamente en una de estas fechas recientes, el pasado viernes 25 de noviembre, pude constatar el aumento considerable de la movilización social, institucional y de actores influyentes quienes, ante la opinión pública, se sumaron a la conmemoración del día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer.

Es oportuno recordar, que esta fecha es el resultado de la lucha de muchos años que se viene librando no solo para reivindicar los derechos de niñas y mujeres, sino también, por cambiar paradigmas y costumbres que no deben entenderse como cultura con el fin último de justificar todo acto que pueda entenderse o dar origen a la siempre rechazada “violencia de género”.

Como sociedad debemos asumir ¡ya! una postura que permita resarcir esa deuda histórica con las mujeres; respetar su autonomía e independencia, sus derechos sexuales y reproductivos, su activismo social y participación política, libertad para vestir, transitar sin miedo y expresarse, es momento de cerrar la brecha de género. ¡No hay excusas!

Si tú querido amigo que lees estas líneas, en algunos momentos has elegido adoptar esa postura de:  –Nojoda, las viejas es que friegan y ¿Por qué no hablan de los hombres cuando los maltratan o matan?

Te invito a leer un par de datos rápidos:

En Colombia la mujer adquirió el derecho a votar solo hasta 1954 y fue hasta 1957 que ejerció por primera vez dicho derecho, si las matemáticas no me fallan, significa que, esto fue hace apenas 65 años.

Y de paso contéstame esta pregunta… Como hombre, ¿sientes miedo de salir a la calle tarde en la noche y deambular por un callejón sin temor a que te pase algo solo por el hecho de ser hombre?

Ahora bien, qué pensarías si te digo que la Defensoría delegada para los Derechos de la mujer y asuntos de género, reveló recientemente que entre el año 2019 a octubre de 2022 dicha entidad atendió 478 casos a nivel nacional de tentativa de feminicidio y 346 feminicidios y nuestro departamento, Córdoba, tiene el penoso primer lugar con 49 casos.

Entonces… ¿vamos entendiendo el riesgo y el miedo que aun representa ser mujer? Quizá los caracteres de esta columna se queden cortos para tan importante tema, pero confiando en tu juicio querido lector sé que eres conocedor de noticias que a diario circulan a través de las redes sociales y medios de comunicación en el que el principal problema es la indiferencia, esa que no te permite sentirte parte de la solución puesto que “como no fue a mi o a los míos” … Sin embargo, más que unas letras en una pantalla o una reflexión personal, esta es una invitación a actuar, a levantar tu voz y a adquirir conductas que en definitiva nos ayuden a contrarrestar el sentimiento de las mujeres en la sociedad actual.

¡Hagamos que lo sepa el mundo entero! el momento es ahora, conmemoremos el sentimiento y la lucha del 25 de noviembre TODOS LOS DÍAS, hagamos posible que temas como la igualdad y la equidad de género no sean solo acciones de un día para la foto, hagamos posible más espacios en los que ellas se sientan seguras y acogidas, brindémosles mejores y mayores oportunidades de formación y laborales sin discriminación.

Por aquello del límite de caracteres, estas son solo algunas de las acciones que podemos tomar desde nuestros roles, sin embargo, es un verdadero pacto social de tolerancia cero a cualquier ápice de maltrato contra la mujer, entendiendo que la violencia de género no tiene justificación alguna, lo que hará que ya no existan casos de feminicidio y violencia contra ellas.

Hoy, yo sigo en la lucha, sin ser mujer y desde mi casa y mi rol de esposo, padre, hermano e hijo, entendiendo que este esfuerzo debe ser de todos, para que podamos realmente decir:  NI UNA MÁS NI UNA MENOS, todos los días.