Gobierno Nacional aprueba nuevo marco tarifario de acueducto y alcantarillado

La Comisión de Regulación de Agua y Saneamiento Básico (CRA), presidida por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, aprobó la nueva metodología para calcular las tarifas de los servicios de acueducto y alcantarillado para los próximos cinco años. Este nuevo marco se presenta al país luego de revisar e incluir las más de 900 observaciones y consultas recibidas por parte de los ciudadanos, de las empresas prestadoras y demás agentes del sector durante el proceso de participación y socialización...


La Comisión de Regulación de Agua y Saneamiento Básico (CRA), presidida por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, aprobó la nueva metodología para calcular las tarifas de los servicios de acueducto y alcantarillado para los próximos cinco años. Este nuevo marco se presenta al país luego de revisar e incluir las más de 900 observaciones y consultas recibidas por parte de los ciudadanos, de las empresas prestadoras y demás agentes del sector durante el proceso de participación y socialización del proyecto.

A partir de estas observaciones y el liderazgo del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio como cabeza de dicha Comisión, se realizaron las evaluaciones y ajustes y se definió la propuesta final que deberán aplicar los prestadores de los servicios de acueducto y alcantarillado con más de 5.000 suscriptores para el cálculo de los costos y tarifas para los mencionados servicios.

Adicionalmente, se contó con el pronunciamiento de la Superintendencia de Industria y Comercio, que rindió concepto en mayo de 2014 de abogacía de la competencia, teniendo en cuenta que el proyecto regulatorio puede tener incidencia sobre la libre competencia en los mercados.

La nueva metodología, adoptada mediante Resolución CRA N° 688 de 2014, busca beneficiar a los usuarios con servicios de mayor calidad, por medio del establecimiento de metas de eficiencia que se enfocan en aspectos tales como aumento de la cobertura, continuidad del servicio, calidad y reducción de las pérdidas de agua. Además consolida y refuerza el papel de los usuarios y del Estado en el control de las empresas prestadoras.

Lea también  Confirman 40 nuevas muertes por COVID-19 en Colombia: ya son 1.009

“Con este nuevo marco se pretenden alcanzar mayores estándares en la prestación de los servicios de acueducto y alcantarillado para la población que actualmente no tiene acceso a agua potable y saneamiento básico en las zonas urbanas. Por tanto, se busca llegar allí a un 100 por ciento de cobertura en la prestación de acueducto y alcantarillado”, explicó el Ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Luis Felipe Henao Cardona, al terminar su presentación en el 16º Congreso Nacional e Internacional Andesco de Servicios Públicos, TIC y TV que se instaló en la tarde de hoy en Cartagena.

Por su parte, el Director Ejecutivo de la Comisión, Julio Cesar Aguilera, agregó que “el ajuste de los costos en los que incurren las empresas, la planeación de los mismos y la mejora en la gestión, permitirá que en los próximos cinco años más colombianos tengan acceso a los servicios de acueducto y alcantarillado bajo los criterios de calidad, oportunidad, cobertura y continuidad”.

Lea también  Confirman 1.340 nuevos casos COVID-19 en el país; 31.833 en total

El nuevo marco de acueducto y alcantarillado tuvo en cuenta los requerimientos para el cumplimiento de las metas y estrategias relacionadas al logro de Los Objetivos del Milenio, siendo consistente con las demás políticas públicas nacionales del sector. Además, pretende mejorar la continuidad del servicio que actualmente tienen los usuarios al establecer, como máximo, seis días sin servicio al año, incluidos los mantenimientos preventivos y fallas del servicio que presenten las empresas prestadoras.

Agregó el Ministro Henao: “En cuanto a la calidad del agua, el objetivo es que las empresas de acueducto y alcantarillado presten un servicio que no ponga en riesgo la salud pública y que ayude a mejorar la calidad de vida de los colombianos. La meta es que en cinco años el agua sea potable en los centros urbanos mayores a 5000 suscriptores en el territorio nacional”.

Los aspectos más importantes que incluye esta nueva metodología que deben aplicar los prestadores de servicios públicos de acueducto y alcantarillado que busca beneficiar a  toda la población, en especial a los más pobres, están orientadas a mejorar la prestación de los servicios y otorgar descuentos a los usuarios cuando empresas incumplan niveles de calidad de los servicios que deben verse reflejados en la factura como un menor valor a pagar por parte de los usuarios.

Lea también  Necesitamos alivios urgentes para el sector transporte: Chagüi

Así mismo se  busca mayor eficiencia de las empresas en sus costos administrativos y operativos, disminuir las pérdidas de agua por fugas en los sistemas, ajustar la tasa de descuento con las que se remuneran las inversiones y   fortalecer el control de las inversiones que éstas deben realiza, lo cual implica que cada proyecto de inversión debe estar asociado al cumplimiento de una meta de cobertura, calidad y continuidad de los  servicios de acueducto y alcantarillado.

Para asegurar que las empresas realicen los ajustes requeridos y se puedan entrar a aplicar las nuevas tarifas, el nuevo marco comenzará a regir a partir del primero de julio de 2015.  De esta manera, el sector se pone a tono con las necesidades sociales y requerimientos empresariales para que se pueda seguir avanzando en una adecuada y sostenible provisión de servicios fundamentales para la vida como lo son el  agua potable y el saneamiento básico.



¿Qué opinas de esto?