Denuncian a cinco partidos políticos señalados de recibir donaciones irregulares

Estas donaciones, según Arias, están prohibidas por la ley 1474 de 2011


El senador del Pacto Histórico Wilson Arias ha interpuesto una denuncia ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) y la Fiscalía General de la Nación, señalando a cinco partidos políticos colombianos por recibir donaciones irregulares que suman más de $640 millones de pesos. Entre los partidos mencionados se encuentran el Centro Democrático, el Conservador, el Liberal, la Alianza Social Independiente (ASI) y el partido de la U.

Según Arias, estas donaciones fueron recibidas por los partidos durante el año 2022, en plena época electoral, y proceden de empresas extranjeras propietarias de EPS colombianas. El senador afirmó que estos fondos posiblemente fueron destinados a financiar las campañas electorales de diversos senadores de la república.

Lea también  Niño que murió en atentado con explosivos en Cauca, iba para el colegio

Detallando las donaciones, Arias indicó que el Centro Democrático recibió 35 millones de pesos de una empresa extranjera propietaria de Sanitas, Keralty, y 302 millones del conglomerado económico Bolívar, dueño de la EPS Salud Bolívar. Por su parte, el partido de la U recibió 19 millones de la empresa Organización Sanitas Internacional y 68 millones del conglomerado Bolívar.

La ASI recibió 10 millones de la empresa extranjera propietaria de Sanitas, Keralty, y 12 millones del conglomerado Bolívar. Además, el partido Conservador recibió 112 millones del conglomerado Bolívar, mientras que el partido Liberal recibió 10 millones de la empresa extranjera propietaria de Sanitas, Keralty, y 72 millones del conglomerado Bolívar.

Lea también  Procuraduría exige a INPEC explicaciones sobre seguridad de directores carcelarios tras caso de La Modelo

Estas donaciones, según Arias, están prohibidas por la ley 1474 de 2011, que impide a las EPS realizar donaciones a campañas electorales. Además, el inciso 8 del artículo 109 de la Constitución Política establece que los partidos políticos no pueden recibir aportes con fines electorales de empresas o entidades extranjeras.