Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Investigan más de 4 mil casos de pederastia en la iglesia católica de Australia

Actualmente cuando se reanudan las audiencias en la comisión que investiga esos delitos, en Australia, se dio a conocer que aproximadamente 4.500 personas denunciaron abusos sexuales a niños por parte de miembros de la Iglesia Católica, en ese país, desde 1980 hasta 2015. “Los niños...


Actualmente cuando se reanudan las audiencias en la comisión que investiga esos delitos, en Australia, se dio a conocer que aproximadamente 4.500 personas denunciaron abusos sexuales a niños por parte de miembros de la Iglesia Católica, en ese país, desde 1980 hasta 2015.

Los niños fueron ignorados o, peor aun, castigados. Las denuncias no fueron investigadas“, señaló la abogada consejera de la comisión, Gail Furness, al revelar los datos recopilados por el organismo encargado de investigar cuál fue la respuesta oficial a los abusos sexuales a menores en Australia desde 1950.

La comisión real tomará declaración a casi todos los obispos del país en varias vistas públicas que durarán hasta el 27 de febrero.

En la primera jornada de audiencias, Furness explicó que se recabaron un total de 4.444 denuncias que apuntan a centenares de religiosos y 93 altos cargos de la iglesia, además de afectar a más de un millar de instituciones.

Los datos recopilados indican que el 78 % de los denunciantes fueron varones y un 22%, mujeres.

También revelaron que la edad media de las víctimas fue de 11,6 años en el caso de niños y de 10,5 en el caso de niñas, y que las víctimas tardaron en promedio 33 años en presentar las denuncias después de que el supuesto delito fuera cometido.

En total, unas 1.880 personas fueron identificadas como presuntos perpetradores de abusos.

De estos, 597, o el 32 % eran hermanos religiosos; 572, o un 30 %, sacerdotes; 543, o un 29%, laicos, y 96, o el 5 %, eran hermanas religiosas, reveló Furness.

“Los niños fueron ignorados o, peor aún, castigados. Las denuncias no fueron investigadas. Curas y religiosos fueron reubicados. Las comunidades adonde fueron trasladados desconocían su pasado”, reveló.

Con información de Agencia EFE.



¿Qué opinas de esto?