La mujer llevaba cargada a una bebé, quien lloraba desconsolada, mientras que otro menor, que también era su hijo, grababa el video.

Lea también  A la cárcel, hombre que habría abusado de su hermanastra de 10 años

“No me quiten a mi niña. Yo me dejo esposar, pero graben cómo me sacan de la tienda que me debe 2 millones de pesos desde hace 2 años y no me quieren cancelar”, se le escucha decir a la mujer.

La mujer subió el tono de su voz para que los transeúntes conocieran la situación.

“Voy esposada por una empresa que me debe una liquidación y no me quiere pagar. Llamaron a la Policía y me están sacando esposada […]. No me robé nada, es la empresa la que no me quiere pagar”, afirmó la mujer.

El presidente Gustavo Petro condenó lo ocurrido, calificando como “deplorable” el trato que recibió la señora.

Lea también  A la cárcel, hombre que habría abusado de su hermanastra de 10 años

“El respeto a las reglas laborales debería ser pan de todos los días. Deplorable este tratamiento a una mujer trabajadora que es portadora de derechos”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Qué dijo la empresa al respecto

La marca de ropa admitió lo ocurrido con la mujer y explicó qué sucedió exactamente, aceptando que la mujer del video trabajó como “asesora comercial en Cartagena y su contrato laboral terminó el 20 de octubre de 2020”.

Desde la compañía sostienen que la mujer no habría estado de acuerdo con el valor de la liquidación, por lo que inició un proceso de demanda. En ese sentido, recoge el diario, el pasado 15 de septiembre de 2022 le habrían sido consignados $ 3.002.500 pesos y no los 2 millones que reclama la mujer.

Lea también  A la cárcel, hombre que habría abusado de su hermanastra de 10 años