La historia del hombre que construyó su casa en un árbol en Medellín

La casa en el árbol está construída a más de 8 metros de altura, mide 3 metros de largo y 2 de ancho.


#Noticias| En un frondoso y fuerte árbol ubicado en una de las principales vías de Medellín, la autopista Sur, vive Juan Carlos Quintero, un envigadeño de 39 años de edad que raíz de la pandemia tuvo que salir del hotel donde vivía y dejar todas sus pertenencias como parte de pago.

Quintero salío sin rumbo, pasó dos noches durmiendo en la calle, hasta que se encontró con el enorme árbol por donde a menudo pasaba para ir a su trabajo cuando era cuidador de carros nocturno.

‘A pesar de que trabajo en la calle, en más de 20 años que estoy por aquí, nunca me había tocado dormir en el piso. Por eso, luego de esas horribles noches, decidí crear mi propia casa en el árbol, buscar mi comodidad’, dice Quintero.

Debido a que no tenía cómo pagar la habitación ni ninguna otra, encontró en la copa de un árbol la posibilidad de construir su casa, como si se tratara de un ave que arma su nido.

De acuerdo con el ingejiero forestal, Mauricio Jaramillo, el árbol que escogió Quintero es un Ficus benjamina, una especie que puede llegar a medir 15 metros de altura en condiciones naturales, con ramas péndulas y hojas de 6 a 13 centímetros de largo.

La casa en el árbol está construída a más de 8 metros de altura, mide 3 metros de largo y 2 de ancho. En el espacio cuenta con una cama un televisor, un radio. un armario pequeño, una cocina y una bicicleta.

Lea también  Miss Universe Colombia aceptará mujeres casadas y/o embarazadas

Para llegar a la vivienda de Juan Carlos es necesario subir unas escaleras, hechas de palos reciclados, en la parte de abajo, Quintero sembró un colorido jardín, que lo mantiene limpio y libre de basura.

Para la construcción de su hogar usó un machete, clavos, martillo y madera. La creatividad de este hombre no termina ahí, pintó la casa de tal manera que se camufla entre las ramas y hojas. También en la parte de afuera de su casa tiene un letrero con su apodo, ‘Piojoso’, y su número de teléfono para quien lo quiera ayudar. ‘Con poco también se puede ser feliz’, dice

Desalojo

Lea también  Dua Lipa fue nombrada embajadora de honor en Kosovo

Los vecinos del sector donde Juan Carlos construyó su hogar, lo protegen de algunas entidades como Espacio Público pretenden desalojarlo. Lo cuidan porque se ganó la confianza y además mantiene limpio  el lugar, además de no incomodar a nadie.

Antes, en el lugar, se ubicaban habitantes de calle a regar y seleccionar reciclaje y basuras. Ahora, Quintero evita que se hagan desorden.



Join the Conversation

Join the Conversation