El cambio climático está secando el lago más grande de Oriente Medio

Hace una semana la ONU declaró la alerta roja para la humanidad por los daños irreversibles al planeta.


#Eco| Preocupada se encuentra la comunidad científica debido al impactante cambio que ha tenido el lago Urmía, el más grande de Medio Oriente y el sexto lago de agua salada más grande de la Tierra, ubicado cerca a la frontera con Turquía.

Su superficie de aproximadamente 5.200 kilómetros cuadrados, 140 kilómetros de largo, 55 kilómetros de ancho y 16 metros de profundidad, se ha visto afectada por el cambio climático, ya que las represas de los ríos que desembocan en el, el bombeo de agua subterránea del área y años de sequía, lo han reducido a 2.500 kilómetros cuadrados en solo 30 años.

De acuerdo con los expertos, la falta de precipitaciones y la escasez de agua es un problema que aqueja a Irán en general.

Lea también  Profesor quemó 190 millones de pesos por supuesto soborno

El problema de la sequía también ha comprometido la salud de las personas pues, el espejo de agua ha generado tormentas de sal que causan infecciones oculares, problemas respiratorios y daños en los cultivos. La Agencia de Protección Medioambiental local ha intentado contrarrestar con la siembra de arbustos para que atrapen la arena y no se levante por efecto del viento, pero los esfuerzos no han sido suficiente.

Hace una semana la ONU declaró la alerta roja para la humanidad por los daños irreversibles al planeta, en países como Marruecos, por ejemplo la escases de agua y alimentos ya empezó a verse reflejada producto del calentamiento global.

Lea también  La razón por la que su contenido tiene menor alcance en Facebook



Join the Conversation

Join the Conversation