¿Dónde están los lectores y sus regalos de Navidad?

Por: Ana Paola Martínez de la Ossa


Opinión. Cucarachita Martínez se encontró un día cinco centavos tirados en la grama cuando caminaba por el parque. ¿Qué hago con ellos? –se preguntó–. Para comprar un radio no me alcanza, para comprar un televisor tampoco, para comprar una nevera tampoco, para comprar una estufa tampoco, para comprar un comedor tampoco y para un juego de alcoba… menos. ¿Qué hago con ellos?

Ahí vamos de nuevo, leyendo el cuento de Cucarachita Martínez, de David Sánchez Juliao. Los niños se ríen mientras avanzamos en el corto relato. ¡Es la lectura nuestro punto de encuentro!

En Colombia, una persona lee al año 2,7 libros según la Cámara Colombiana del Libro. Es decir: la mitad de los libros que otros países de Suramérica. Sin embargo, la pandemia alteró estas cifras, y plataformas de comercio electrónico de libros, como Buscalibre, pasaron de vender 50.000 libros mensuales a más de 150.000 ejemplares, lo que se traduce muy seguramente en un aumento en las cifras de lectura ya mencionadas, un balance muy positivo que esperamos conocer pronto. 

Un buen referente es España, por ejemplo, donde desde que arrancó la cuarentena el número de lectores frecuentes pasó del 50% al 54%, y el tiempo diario de lectura subió de 47 minutos a 71 minutos. ¡Guau! 

Pero bueno, más allá de las cifras, es necesario que asumamos que la lectura no es obligatoria, que es un acto de diversión y de aprendizaje, y que en ese sentido lo más importante es leer sobre lo que realmente nos gusta en el formato con el que más cómodos nos sintamos. 

Ahora bien, la pandemia también sirvió para robustecer los clubes de lectura, para sumarles integrantes, adaptarlos a la virtualidad y legitimar su papel en la promoción de la lectura. Si no lo hemos intentado, también podríamos probar ese acercamiento a ver qué tal nos va.

En el caso de la Cámara Colombiana del Libro, el Instituto Distrital de las Artes y el Ministerio de Cultura, que vienen apoyando a todos los actores que conforman la cadena del libro, su mensaje decembrino ha sido claro: regalemos libros en esta Navidad. #YoRegaloLibros es la campaña que nos invita a comprarle a las librerías del país los regalos de estas fechas, una invitación para que los lectores apoyemos la oferta editorial.

Ya sea solos, acompañados, en físico, virtualmente, lo importante es que en el menú tengamos libros, que no dejemos de leer. De lo contrario, ¿dónde están los lectores? 



Join the Conversation

Join the Conversation