Revelan crecimiento del 11% en el pie de fuerza de grupos armados de Colombia

El ELN, las disidencias de las Farc y el Clan del Golfo sumaron 16.770 integrantes en armas.


Un informe reservado del Ministerio de Defensa, que fue desvelado por la Silla Vacía, revela un preocupante aumento del pie de fuerza de los principales grupos armados ilegales que operan en el país.

En total, el ELN, las disidencias de las Farc y el Clan del Golfo sumaron 16.770 integrantes en armas durante el primer semestre de 2023, un alarmante incremento del 11% en comparación con el año anterior.

Estos datos, confirmados por fuentes de inteligencia, evidencian un fortalecimiento de estos grupos en medio de la apuesta por la «paz total» del gobierno Petro. Expertos sugieren que se estarían preparando con un plan alternativo en caso de que los procesos de negociación fracasen.

Lea también  Gustavo Bolívar dice que el DPS detectó a 20.000 mujeres que “dejaron al marido” para obtener subsidio

El Clan del Golfo se perfila como el grupo que más ha crecido, registrando un aumento del 23% en su pie de fuerza, que ascendería a cerca de 5.000 integrantes según los cálculos oficiales.

Este grupo, que no participa en las negociaciones de paz, mantiene una amplia presencia territorial en el norte del país, con influencia en 208 municipios de 15 departamentos.

Por su parte, el ELN continúa siendo el grupo armado más numeroso, con 6.158 combatientes, aunque su crecimiento ha sido más moderado (5,3%). Su expansión territorial se ha visto limitada, pasando de 176 a 184 municipios, concentrando su mayor fuerza en la frontera con Venezuela.

Lea también  "Debemos defender la pensión de los jóvenes": Marcos Daniel Pineda

En cuanto a las disidencias de las Farc, el Estado Mayor Central (EMC) de «Iván Mordisco» registró un incremento del 9% en su pie de fuerza, alcanzando los 3.860 integrantes. Además, amplió su presencia de 117 a 172 municipios, consolidándose en el sur del país.

La Segunda Marquetalia, liderada por «Iván Márquez», es el grupo más pequeño y con un crecimiento más limitado, pasando de 1.663 a 1.751 hombres. Su cohesión interna sigue siendo precaria, aunque se ha fortalecido en Putumayo y Nariño.

Estos datos contrastan con la estrategia de «paz total» del gobierno y evidencian la necesidad de abordar las causas estructurales del conflicto armado. Expertos advierten que, mientras persistan factores como el narcotráfico y las economías ilegales, estos grupos continuarán fortaleciéndose y amenazando la seguridad nacional.

Lea también  Defensa de Álvaro Leyva evaluará recursos legales ante prórroga de suspensión