Presidente de la Corte Suprema rechazó «asedio» a sede judicial y pidió garantías

Máximo tribunal de justicia pide garantías al Gobierno para ejercer funciones sin presiones.


Bogotá. El presidente de la Corte Suprema de Justicia, magistrado Gerson Chaverra Castro, rechazó de forma enfática el «asedio» registrado en las últimas horas en la sede principal del alto tribunal en Bogotá, condenando el «bloqueo violento e ilegal» promovido por manifestantes en los alrededores.

A través de un comunicado, la Corte señaló que la protesta social no solo afecta la libertad de tránsito, sino que también pone en «grave riesgo» la vida e integridad física de magistrados, empleados, periodistas y demás personas en el Palacio de Justicia.

Si bien el máximo órgano de la jurisdicción ordinaria indicó que siempre ha defendido en sus decisiones el derecho legítimo a la movilización pacífica y la divergencia de ideas, condenó de forma vehemente los bloqueos «violentos e ilegales» que rodean su sede en el centro de Bogotá.

Lea también  "No representa al conservatismo, ni conocemos su hoja de vida": Partido Conservador sobre nueva mindeporte

«No es aceptable que se llegue a sitiar a jueces cuya independencia, autonomía e imparcialidad debe ser impulsada y promovida tanto por la sociedad como por los poderes públicos del Estado», afirmó Chaverra Castro.

Según advirtió, la democracia colombiana queda «en vilo» cuando cualquier sector pretende ejercer presión para incidir en fallos de la justicia, función que dijo está sometida únicamente al imperio de la ley en un Estado de Derecho.

La Corte Suprema de Justicia le exigió de forma vehemente al Gobierno Nacional que brinde las garantías para que sus magistrados y los jueces del país puedan ejercer sus competencias sin presiones, hostigamientos o amenazas externas.

Lea también  Cali ha sido seleccionada como la sede oficial de la Conferencia de las Partes (COP) 16

Los pronunciamientos del alto tribunal se producen en momentos en que se agudizan las manifestaciones y concentraciones en los alrededores del edificio en el que funciona la Corte Suprema de Justicia, en el centro de Bogotá.