ONU reveló que hay una «alta probabilidad» de que el 2024 sea el año más cálido de la historia

Además, se informa que la crisis climática está exacerbando la inseguridad alimentaria, con un aumento significativo en el número de personas que padecen inseguridad alimentaria aguda.


Un informe preocupante emitido por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha revelado que el año 2023 marcó un hito alarmante en términos de temperaturas sin precedentes desde que comenzaron los registros.

Este informe confirma que el decenio concluido en 2023 fue el más cálido jamás registrado, lo que ha llevado al planeta «al borde del abismo» según declaraciones del secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

El calor extremo, los niveles récord de gases de efecto invernadero, el aumento del nivel del mar y el retroceso de los glaciares son solo algunas de las consecuencias alarmantes destacadas por el informe. Omar Baddour, encargado de monitoreo del clima de la OMM, advirtió que existe una alta probabilidad de que 2024 supere aún más los récords establecidos en 2023.

Lea también  Mujer de 60 años ganó certamen de belleza en Argentina y aspira competir en Miss Universo

El año pasado, la temperatura media mundial cerca de la superficie estuvo 1,45°C por encima del nivel de referencia de la era preindustrial, lo que subraya la urgencia de la situación. La secretaria general de la OMM, Celeste Saulo, destacó que el mundo se encuentra cerca, aunque temporalmente, del límite de 1,5 °C establecido en el Acuerdo de París de 2015.

El informe también revela preocupaciones adicionales, como olas de calor generalizadas en el 90% de los océanos y una pérdida récord de hielo en los glaciares. El aumento del nivel del mar, combinado con la fusión de los glaciares, ha llevado a un aumento sin precedentes en el nivel del mar, con graves consecuencias para las comunidades costeras en todo el mundo.

Lea también  Presidente Petro celebró aprobación de la reforma pensional en el senado y explicó varios puntos

Además, se informa que la crisis climática está exacerbando la inseguridad alimentaria, con un aumento significativo en el número de personas que padecen inseguridad alimentaria aguda.