No aceptaron cargos los presuntos integrantes de la ‘Primera Línea’ en Bucaramanga

La defensa de los jóvenes ha reiterado el llamado al juzgado al señalar que se les están vulnerando los derechos humanos.


Fueron 11 los jóvenes capturados en Bucaramanga que no aceptaron los cargos, en la audiencia de formulación de acusación en la que se les imputaron los delitos de concierto para delinquir, lanzamiento de sustancias u objetos peligrosos y tráfico de estupefacientes durante las protestas del Paro Nacional.

“No aceptamos los cargos su señoría”, fue la frase que repitieron los 9 hombres y 2 mujeres que se encuentran recluidos en la estación Centro de la Policía Metropolitana.

Los jóvenes tomaron la decisión luego de casi 30 horas de audiencia en las que se les legalizó la captura, se revisaron los elementos probatorios por parte de la Fiscalía General de la Nación y se les imputaron los cargos.

Lea también  "Nos duele": Fecode a Gustavo Petro por no convocarlos al empalme presidencial

Es importante señalar, que la defensa de los jóvenes ha reiterado el llamado al juzgado al señalar que se les están vulnerando los derechos humanos durante su reclusión en la estación de Policía.

“Aunque entendemos las dificultades que tienen el sistema carcelario en Bucaramanga y el hacinamiento que se vive, no comprendemos porque los jóvenes están compartiendo el espacio con sujetos que están capturados por otros delitos y se les están vulnerado sus derechos porque no están cobijados con las condiciones mínimas humanas”, señaló la defensa de los imputados.

El abogado Jhon Flórez señaló que el procedimiento ha sido improcedente por parte de la Fiscalía y que no hay suficientes pruebas que inculpen a estos jóvenes.

Lea también  Colombia tendrá el dólar más caro de su historia este fin de semana

“Esto termina siendo un show mediático y el procedimiento se habría podido realizar de otra manera, ya que era una investigación que las autoridades estaban realizando desde hace 11 meses”, agregó Flórez.



Join the Conversation

Join the Conversation