“No acabaremos las EPS”: ministro Velasco en respuesta a exministros de Salud sobre la reforma

La bancada oficialista busca concluir los últimos nueve artículos el próximo lunes, mientras la oposición insiste en que la reforma es inconveniente.


La reforma a la salud del Gobierno Petro avanza, con solo nueve artículos pendientes para su aprobación en el segundo debate, enfrentando críticas de exministros de Salud. A pesar de obtener apoyo crucial de los liberales y La U, la iniciativa sigue siendo objeto de resistencia y desacuerdo.

Los exministros de Salud, representantes de gobiernos anteriores, expresaron sus cuestionamientos en una carta, afirmando que la reforma incumple mínimos constitucionales y no prioriza a pacientes y usuarios.

El presidente Petro respondió, destacando que se pagará directamente a clínicas y hospitales. El ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, se sumó al intercambio, sugiriendo que los exministros ahora comprenden lo que no hicieron durante sus mandatos.

Lea también  Directorio Nacional Conservador no aceptó la renuncia de Efraín Cepeda a la presidencia

Velasco reconoció la necesidad de debatir ciertos puntos, pero señaló dos visiones divergentes sobre el modelo de salud. Criticó el énfasis pasado en el aseguramiento privado y el fracaso en la prevención y atención en zonas remotas. Destacó la intención de corregir fallos mientras se conservan éxitos.

El ministro negó acusaciones de una relación «transaccional» con congresistas, rechazando la idea de basar la estrategia gubernamental en intercambios de puestos. Afirmó que el diálogo con la ciudadanía impulsa la reforma, con el compromiso de escuchar y considerar propuestas.

La bancada oficialista busca concluir los últimos nueve artículos el próximo lunes, destacando el impacto positivo en regiones remotas y el reconocimiento a trabajadores hospitalarios.

Lea también  "Colombia se suma a la vanguardia tecnológica con la llegada del 5G": Ministro TIC

Mientras tanto, la oposición insiste en que el Gobierno llevó a cabo una reforma a la salud de manera apresurada y sin suficiente consideración.