Mansión de los Castaño será laboratorio para indentificar de víctimas de desaparición forzada

Se estima que Medicina Legal podrá examinar cerca de 1.200 cuerpos de víctimas en las instalaciones de Montecasino.
2 semanas atrás

En un esfuerzo por abordar la crisis de desapariciones forzadas en Colombia, la Unidad para las Víctimas ha anunciado la transformación de la antigua mansión Montecasino, que pertenecía a los hermanos Castaño, en un laboratorio temporal para la identificación de víctimas.

Este inmueble será destinado a una causa humanitaria crucial bajo la administración del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

La decisión se enmarca dentro de una inversión de 5.000 millones de pesos que la Unidad para las Víctimas destinará a la reparación de propiedades que en su día fueron posesión de exjefes paramilitares. La mansión Montecasino, otrora símbolo del poder paramilitar, será resignificada como un espacio de esperanza y justicia para las familias de los desaparecidos.

Puedes leer:  "Me condenan no por ladrón ni por haber robado un peso": Rodolfo Hernández

“Con la entrega de esta mansión en comodato al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, la Unidad para las Víctimas reducirá los costos de administración de este predio y podrá destinarlo a reparar a las víctimas reconocidas en las sentencias de la Ley de Justicia y Paz. Con la decisión, Medicina Legal lo destinará para la identificación de cuerpos de personas dadas por desaparecidas en el conflicto armado”, declaró la Unidad de Víctimas.

Se estima que Medicina Legal podrá examinar cerca de 1.200 cuerpos de víctimas en las instalaciones de Montecasino, brindando respuestas a muchas familias que aún buscan a sus seres queridos desaparecidos en el contexto del conflicto armado. Según el Registro Único de Víctimas (RUV), en Colombia hay 51.984 víctimas directas de desaparición forzada.

Puedes leer:  Dos uniformados heridos tras explosión de moto bomba en Jamundí

Deja un comentario

Your email address will not be published.