La Casa de Nariño rinde homenaje al maestro Fernando Botero

"La Paloma" y "La Madre Superiora" ocupan un lugar destacado en los salones Gobelinos y Bicentenario o Consejo de Ministros.
10 meses atrás

Nacional. Con dos de las obras más emblemáticas del maestro Fernando Botero; “La Paloma” y “La Madre Superiora”, la Casa de Nariño, rinde un emotivo homenaje a la memoria de este renombrado artista colombiano del siglo XX, quien falleció en la mañana de este viernes 15 de septiembre en el principado de Mónaco.

Botero, uno de los artistas más influyentes y apreciados de Colombia, dejó un legado artístico invaluable en todo el mundo.

“La Paloma” y “La Madre Superiora” ocupan un lugar destacado en los salones Gobelinos y Bicentenario o Consejo de Ministros. Estas piezas fueron donadas por el maestro Botero a la sede presidencial y han sido el centro de interés para quienes visitan el lugar a lo largo de los años.

Puedes leer:  Olmedo López reveló presunta financiación ilegal al ELN a través de contratos estatales

“La Madre Superiora” es una pintura al óleo sobre tela que Botero entregó al presidente Belisario Betancur en 1982. Desde entonces, esta obra se ha convertido en un símbolo que ha ocupado lugares privilegiados en los salones de la Casa de Nariño, habiendo pasado por diversas ubicaciones a lo largo de diferentes administraciones presidenciales.

Por otro lado, “La Paloma de la Paz”, un símbolo icónico de los acuerdos de paz con la guerrilla, fue donada por Botero al país en septiembre de 2016 y entregada al entonces presidente Juan Manuel Santos. Tras su paso por el Museo Nacional, la obra regresó recientemente a la Casa de Nariño, donde el presidente Gustavo Petro la ha vuelto a ubicar en su lugar original en el salón Gobelinos.

Puedes leer:  Razones por las que se puede anular un matrimonio en Colombia

Estas obras de arte se han convertido en parte integral de la historia y la cultura de Colombia, y su presencia en la Casa de Nariño es un recordatorio constante del legado artístico y el compromiso con la paz del maestro Fernando Botero.