1 mes atrás

JEP negó libertad condicional solicitada por el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso

Esta decisión implica que el excomandante de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) permanecerá recluido en la cárcel La Picota.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ha denegado la solicitud de libertad condicional presentada por la defensa del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso.

Esta decisión implica que el excomandante de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) permanecerá recluido en la cárcel La Picota de Bogotá, pese a los pedidos de su equipo legal para que continuara respondiendo ante la justicia en libertad.

La Sala de Definición de Situaciones Jurídicas (SDSJ) de la JEP fundamentó su determinación en que no se pueden otorgar beneficios de forma automática sin garantizar el cumplimiento de requisitos y sin tener en cuenta los derechos de las víctimas.

Enfatizaron que el hecho de suscribir un acta de sometimiento a la JEP es solo uno de los requisitos a verificarse, y en el caso de Mancuso, la subsala encargada no cuenta actualmente con los elementos objetivos exigidos para concederle dicha condición.

Esta resolución se produce menos de un mes después de que la JEP asumiera de manera completa y exclusiva las investigaciones contra Mancuso, incluyendo los casos que previamente se tramitaban en la jurisdicción de Justicia y Paz.

La decisión amplía la admisión previa de Mancuso como sujeto incorporado material y funcionalmente a la Fuerza Pública, pero ahora la JEP determinará una eventual libertad para el exjefe ‘para’.

Cabe destacar que en marzo de este año, la Sala de Justicia y Paz del Tribunal de Bogotá había concedido a Mancuso la libertad condicionada, considerando que había cumplido con sus compromisos ante dicha jurisdicción. Sin embargo, esta libertad no se hizo efectiva debido a que existen varios expedientes abiertos contra él en otros despachos, incluyendo 33 medidas de aseguramiento que reposan en Justicia y Paz.

Mancuso, quien regresó a Colombia este año tras cumplir una pena por narcotráfico en Estados Unidos, tiene la opción de apelar la decisión de la JEP que mantiene su detención preventiva. Su caso sigue siendo objeto de escrutinio y deliberación en el marco del proceso de justicia transicional en Colombia.