Hombre en Bogotá murió tras ser sometido por agentes de Policía

Los agentes que intervinieron en el hecho, fueron suspendidos de sus funciones.


Redacción. En las últimas horas ha circulado por redes sociales un vídeo en el que se observa, lo que han catalogado como un nuevo caso de abuso de poder en la ciudad de Bogotá.

Se trata del caso de Javier Ordoñez, quien falleció luego de recibir varias descargas eléctricas de una pistola taser, en medio de un procedimiento policial.

El suceso ocurrió en el barrio Santa Cecilia, en la localidad de Engativá, cuando Ordoñez fue requerido por estar consumiendo alcohol en la vía pública, a las afueras del conjunto residencial donde vivía.

Tras un enfrentamiento entre el hombre y los uniformados, estos optaron por usar de manera reiterativa la pistola eléctrica.

Lea también  Amplían subsidio a la nómina de trabajadores hasta marzo del 2021

En las grabaciones difundidas a través de redes sociales, se observa cómo los agentes no se detienen, pese a las súplicas del hombre sometido y de las personas que presenciaban el hecho.

Javier Ordoñez quedó en un grave estado de salud y fue trasladado a un centro asistencial de la capital del país, donde horas más tarde se produjo su muerte.

Tras confirmase la noticia de su fallecimiento, la Policía de Bogotá se pronunció al respecto y aseguró que Ordoñez estaba bebiendo alcohol con unos amigos cuando se produjo una riña y fue por ello que los policías llegaron hasta el lugar.

Según la información suministrada por la institución, los agentes fueron agredidos primero, sin embargo, estos fueron suspendidos de sus funciones, al tiempo que se indicó que se adelanta una investigación por el hecho.

Lea también  COVID-19 en Colombia: 5.359 nuevos casos y 189 fallecidos

Por su parte, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, rechazó lo sucedido.

“Desde la Alcaldía de Bogotá hemos rechazado y denunciado el abuso policial, pero al interior de la Policía no se toman medidas serias”, dijo la mandataria en un trino.

“Desde la Alcaldía de Bogotá ofreceremos a la familia de Javier asistencia judicial para que haya una condena ejemplar, no solo a los responsables directos, sino para que haya una reforma estructural que prevenga y sancione el abuso policial. Esto no es de manzanas podridas. La vida es sagrada”, agregó.

Javier Ordoñez, quien era abogado de profesión y padre de dos hijos, tenía 45 años de edad.

Lea también  Asesinatos contra líderes sociales aumentaron en el primer semestre de 2020: MOE

 

 



¿Qué opinas de esto?