Gobierno Petro hará cambios en estratos y subsidios de servicios públicos

La propuesta busca eliminar la estratificación tradicional y crear un Registro Universal de Ingresos


El Gobierno de Colombia, liderado por el presidente Gustavo Petro, está impulsando una reforma significativa en la estratificación del país, con el objetivo de modificar la forma en que se calculan las facturas de servicios públicos y se distribuyen los subsidios.

La propuesta busca eliminar la estratificación tradicional y crear un Registro Universal de Ingresos (RUI) como nuevo método de focalización para los subsidios.

La ley 142 de 1994, en el artículo 87, establece el régimen tarifario actual, que contempla la asignación de recursos a «fondos de solidaridad y redistribución», para que los estratos más altos y los usuarios comerciales e industriales contribuyan a ayudar a los usuarios de estratos más bajos a cubrir las tarifas de servicios esenciales.

Lea también  Colombia enfrenta escasez crítica de fármacos contra cáncer, diabetes, hipertensión y problemas mentales

La reforma pretende destinar los recursos específicamente a los usuarios de estratos 1, 2 y 3, subsidiados por los estratos 5 y 6, considerados de mayores recursos. Horacio Coral, director de Desarrollo del DNP, explicó que la información desactualizada y poco precisa de los estratos actuales y otros instrumentos de focalización motivó la propuesta de cambio.

La implementación de la reforma incluirá la creación del Registro Universal de Ingresos (RUI), basado en el Registro Social de Hogares (RSH), que contiene datos sobre salud, empleo, educación y subsidios potenciales. Esto permitirá identificar de manera más precisa a los hogares que necesitan recibir subsidios, evitando que aquellos con capacidad de pago se beneficien indebidamente.

Lea también  Primeras imágenes de Uscátegui en Venezuela: detención habría sido por “información inconsistente”

Horacio Coral indicó que aproximadamente el 60% de los hogares de estratos 1, 2 y 3, según sus ingresos, no se encuentran en situación de pobreza. Por lo tanto, la reforma tiene como objetivo evitar que subsidios lleguen a aquellos que realmente no los necesitan.

Actualmente, el plan está en marcha y se espera que comience en el segundo semestre de 2024 con un piloto en algunas localidades de Bogotá. Además, se están considerando otras propuestas para determinar la forma más efectiva de reformar los métodos de cobro de servicios públicos en el país.