Fiscalía niega recusación de Nicolás Petro al fiscal Barbosa, por improcedente

Ante esto, la actuación fue remitida a la Corte Suprema de Justicia.


La recusación presentada el 8 de mayo por los abogados de Nicolás Petro, hijo del presidente Gustavo Petro, fue rechazada por el fiscal Francisco Barbosa.

Los abogados solicitaron que la investigación por presunto lavado de activos contra su cliente fuese asignada a un fiscal independiente, argumentando que no existen garantías procesales mientras el caso esté en manos de cualquier funcionario de la Fiscalía General. Ante esto, la actuación fue remitida a la Corte Suprema de Justicia.

La Fiscalía negó la recusación basándose en varios argumentos, entre ellos, que el fiscal Francisco Barbosa no es el encargado de la investigación contra el hijo del presidente. Además, se resaltó que la Constitución y la ley garantizan la autonomía e independencia de los fiscales en la toma de decisiones, y que los impedimentos son personales y no institucionales.

Lea también  Defensor insta a Min-Interior a convocar sesión extraordinaria ante violencia en el Cauca

La recusación presentada por los abogados de Nicolás Petro alegaba que su cliente estaba en riesgo, citando declaraciones del fiscal Barbosa que, según ellos, aludían e intimidaban a la familia Petro. También mencionaron la falta de notificación para participar en las audiencias y ejercer el derecho de defensa. Estos hechos, según los abogados, demostraban un sesgo personal y político en la investigación.

Cabe destacar que esta recusación se presentó después de un enfrentamiento público entre el presidente Petro y el fiscal Barbosa, donde el presidente pidió investigar a un miembro del ente investigador. Nicolás Petro está siendo investigado por presuntamente haber recibido grandes sumas de dinero de personas relacionadas con el pasado delictivo, con el fin de financiar la campaña presidencial de 2022, aunque estas acusaciones no han sido comprobadas.

Lea también  Disidencias de las Farc liberan a 4 secuestrados en Arauca tras mediación humanitaria