Fedegán advierte sobre una posible crisis en la industria lechera de Colombia

"Si existe la semana de la hamburguesa o de la cerveza, ¿por qué no la del queso y otros derivados lácteos?", cuestiona Lafaurie, instando a promover campañas que estimulen la demanda.


La industria láctea colombiana atraviesa por una compleja situación que amenaza su estabilidad, según ha alertado José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, en una carta dirigida a la ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica. 

En el documento, Lafaurie detalla varios factores preocupantes para el sector. «Entre 2018 y 2022, la producción nacional de leche fue de 7.414 millones de litros. Durante el mismo periodo, el acopio formal fue de 3.283 millones de litros, equivalente al 44% de la leche producida, pero no hay compradores», expone, revelando una disponibilidad no acopiada por la industria de más de 4.000 millones de litros.

Lea también  Bogotá tomaría medidas más drásticas para ahorrar agua, porque la campaña no está dando los resultados esperados

Además, el gremio advierte sobre la alta concentración del mercado, donde «5 empresas acaparan el 40% del acopio formal, 10 empresas el 52% y 20 empresas el 67%», frente a cerca de 400.000 ganaderos dedicados a la producción láctea.

Otro factor que amenaza al sector es el creciente poder de importación debido a los Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos y la Unión Europea, con cuotas anuales crecientes sin aranceles y aranceles extracupo que disminuyen anualmente «hasta llegar a la desgravación total y el libre comercio en 2026 con EE.UU. y en 2028 con la UE».

Lafaurie también resalta las desigualdades en el consumo, señalando que «en los estratos 5 y 6 el consumo anual per cápita es del orden de 190 litros, en los sectores populares, el consumo per cápita es de 37 litros».

Lea también  Minsalud publica decreto que busca garantía en atención de afiliados

Ante esta situación, Fedegán propone varias soluciones, como la creación de un fondo para promover el consumo de lácteos en sectores populares, financiado en partes iguales por el gremio, la industria y el Gobierno. También sugiere la inclusión de la leche en las compras públicas y la realización de ferias y ruedas de negocios regionales.