Exigir factura electrónica: un deber ciudadano con beneficios tributarios

Desde 2023, se podrá deducir anualmente en renta el 1% del valor de todas las compras personales que tengan este soporte.


Desde la última reforma tributaria se volvió aún más importante que los consumidores exijan la factura electrónica al adquirir bienes y servicios, por múltiples razones que van más allá de lo fiscal. Así lo explicó Cecilia Rico Torres, directora de Gestión de Impuestos de la Dian.

Cuando compramos un producto o servicio gravado, ya estamos pagando impuestos como el IVA. Si no pedimos la factura, se la ponemos muy fácil al vendedor para apropiarse de ese tributo en lugar de declarar la venta ante la Dian. 

Además, sin la factura es más difícil reclamar ante una garantía insatisfecha, pues se requiere como prueba ante la Superintendencia correspondiente. Y desde 2023, se podrá deducir anualmente en renta el 1% del valor de todas las compras personales que tengan este soporte.

Lea también  Conceden libertad condicional al exsenador Eduardo Pulgar por buena conducta

La directora de Gestión de Impuestos de la Dian explicó que a partir de 2024 se intensificarán los procesos coercitivos contra informales. Por eso invitó a comerciantes y prestadores de servicios a implementar sin demora la factura electrónica.

Exigir la factura a nombre propio es necesario para la deducibilidad del 1% de las compras en el impuesto de renta y también es un acto de ciudadanía responsable, pues así llegarán más recursos a las arcas del Estado para inversión social.

Finalmente, la funcionaria de la Dian, explicó que los consumidores deben tomar consciencia del poder que tienen en sus manos para formalizar la economía y nutrir el presupuesto que financia obras públicas y políticas sociales que tanto se reclaman.

Lea también  Falsa oferta laboral terminó siendo un secuestro con amenazas de amputación de dedos