“Estamos perdiendo el mercado mundial de café y no es por culpa del campesino”: Petro

Agregó que hoy el país se encuentra en riesgo de caer al sexto lugar en exportaciones cafeteras a nivel global.


En un discurso en la Asamblea Cafetera, el presidente Gustavo Petro criticó duramente la labor de la “diplomacia cafetera colombiana”, a la que responsabilizó por no haber logrado mantener el liderazgo del país en las exportaciones mundiales de café.

Según el mandatario, a pesar de los cuantiosos sueldos y privilegios de los que gozaban los representantes de las familias cafeteras más distinguidas del país, Colombia pasó de ser el primer o segundo productor mundial a ubicarse actualmente en el cuarto o quinto lugar.

«La diplomacia cafetera, integrada por las familias más distinguidas del país, que yo creo que ellos sembraron una mata de café en Sevilla, ganándose unos sueldazos que cualquiera palidecería de envidia hasta el senador de la República, no fueron capaces de conquistar el mercado internacional del café», señaló Petro en su intervención.

Lea también  Colombia enfrenta escasez crítica de fármacos contra cáncer, diabetes, hipertensión y problemas mentales

Agregó que hoy el país se encuentra en riesgo de caer al sexto lugar en exportaciones cafeteras a nivel global.

El presidente calificó esta situación como un «fracaso nacional» y cuestionó que un país con el potencial cafetero de Colombia esté perdiendo posiciones en el mercado mundial.

«Estamos perdiendo el mercado mundial de café no por culpa del campesino paisa. Es culpa de esa representación que a nombre de ese mundo del trabajo lo que hizo fue destruir el mundo cafetero en Colombia», afirmó.

Petro contrastó esta situación con el esfuerzo y trabajo de los campesinos colombianos, especialmente de la región antioqueña, quienes con su dedicación y sin mayor apoyo estatal lograron posicionar al café como un producto insignia del país y sostener la economía nacional por décadas.

Lea también  En Plaza de Bolívar ondean banderas del M-19 para conmemorar su aniversario en el día cívico

El mandatario hizo un llamado a reconocer este fracaso de la institucionalidad cafetera y a tomar acciones para recuperar el terreno perdido. Según él, si se brindara un decidido apoyo estatal y se acompañara al campesino cafetero, Colombia tendría grandes ventajas en los mercados de cafés especiales de alta calidad.

Estas declaraciones se enmarcan en la visión del gobierno de transitar de un modelo económico extractivista a uno que privilegie la producción agrícola e industrial, donde el café vuelva a tener un papel protagónico.