“Es un gesto de protesta»: Presidente del Senado explicó sus razones tras suspender el debate sobre la reforma pensional

Iván Name, aseguró que levantó la sesión plenaria del Senado este 10 de abril como protesta contra las recientes declaraciones del presidente Gustavo Petro


El presidente del Senado, Iván Name, se pronunció respecto a las razones que lo llevaron a interrumpir la sesión plenaria del miércoles 10 de abril, en la que se discutía la reforma pensional.

Aseguró que fue una medida de protesta contra las recientes declaraciones del presidente Gustavo Petro, quien insinuó que algunos de los senadores de la Comisión Séptima habían sido influenciados por intereses corporativos al votar por el archivo de la reforma a la salud.

«El insulto presidencial es un ataque a la institucionalidad y a la democracia inaceptable. Por eso, en señal de protesta, levanté la sesión plenaria del Senado ayer», explicó el congresista.

Lea también  Defensor insta a Min-Interior a convocar sesión extraordinaria ante violencia en el Cauca

Name calificó las palabras de Petro como una «leve y permanente acusación contra el Parlamento», y enfatizó que no está dispuesto a aceptar que el presidente desprecie institucionalmente al Congreso cuando se pronuncian de manera diferente a sus deseos.

«No estoy dispuesto a aceptar que siga siendo su método de estar de acuerdo y ser coincidente cuando votamos lo que él quiere y salir a despreciar institucionalmente al parlamento cuando nos pronunciamos de manera diferente, es sencillamente eso, una señal de protesta y advertencia que el Congreso no se deja irrespetar y que la institucionalidad es la que tiene que pronunciarse más que la pasión, más que la circunstancia», expresó Name.

Lea también  Rayo impacta en Escuela de Carabineros de Manizales y deja 28 heridos

A pesar de la interrupción de la sesión, Name aseguró que el Congreso mantiene su disposición para estudiar la reforma pensional, cuyo archivo ha sido rechazado en dos ocasiones. De hecho, el próximo lunes, este tema será el primer punto del orden del día en la agenda del Senado.

La decisión de levantar la sesión generó reacciones encontradas entre los congresistas, con críticas provenientes del Pacto Histórico y la bancada de Gobierno, quienes consideraron la medida como antidemocrática. Sin embargo, Name reiteró que el Congreso ha demostrado buena voluntad y disposición para trabajar en las reformas propuestas por el Ejecutivo.