Enfrentamientos entre ELN y Clan del Golfo desplazan a más de 600 indígenas en Chocó

La ONG Foro Interétnico Solidaridad Chocó (Fisch) informó que la situación ha originado el desplazamiento de 300 familias, unas 621 personas.


Más de 600 indígenas del departamento del Chocó, fronterizo con Panamá, fueron desplazados debido a combates armados entre guerrilleros del ELN y el Clan del Golfo, también conocido como Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), la principal banda criminal del país.

La ONG Foro Interétnico Solidaridad Chocó (Fisch) informó que la situación ha originado el desplazamiento de 300 familias, unas 621 personas, que habitan en seis comunidades indígenas de la población Alto Baudó.

Según la información proporcionada por la ONG, las comunidades negras de la zona también se encuentran en un estado de zozobra, pánico y miedo debido a la circulación de mensajes anónimos sobre la posible incursión de un grupo armado ilegal en la región. Los combates armados entre los grupos ilegales han afectado a 300 familias de seis comunidades indígenas, incluyendo a niños y adolescentes.

Lea también  "Debemos defender la pensión de los jóvenes": Marcos Daniel Pineda

Ante esta situación, la ONG Fisch ha hecho un llamado urgente a las instituciones gubernamentales para que brinden una atención integral, seguridad y atención inmediata a las comunidades étnicas que habitan en el municipio del Alto Baudó. La información sobre la situación de la población se ha obtenido a través de los miembros de la mesa humanitaria departamental del Chocó y las autoridades locales.

Cabe destacar que la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) se encuentra en un proceso de negociación de paz con el Gobierno colombiano. En febrero pasado, las partes acordaron prorrogar por 180 días más el actual cese al fuego bilateral, nacional y temporal, que comenzó a regir el 6 de febrero de este año.

Lea también  Cámara aprobó en primer debate que congresistas puedan cambiarse de partido sin sanciones

Por otro lado, el martes pasado, el Clan del Golfo anunció que acepta la invitación del Gobierno colombiano para llevar a cabo una «negociación jurídica» que los lleve a un acuerdo de paz, formulada por el presidente Gustavo Petro.

El Clan del Golfo cuenta con miles de hombres en varias regiones de Colombia, principalmente en la costa del Atlántico, el Pacífico, el Urabá y el Catatumbo. De concretarse el inicio de una negociación de paz, se sumaría a las que el Gobierno mantiene con el ELN y con el Estado Mayor Central (EMC), la principal disidencia de las antiguas Farc.