Defensoría supervisará garantía de servicios de salud a afiliados de Sanitas

También velará por los derechos laborales del personal de Sanitas, exigiendo condiciones justas y estabilidad laboral.


La Defensoría del Pueblo anunció el inicio de jornadas de verificación para salvaguardar el derecho fundamental a la salud de los afiliados a la EPS Sanitas, luego de su intervención por parte de la Superintendencia Nacional de Salud.

A través de sus 42 oficinas regionales y la Delegada para el Derecho a la Salud, realizarán visitas a las sedes de Sanitas y sus prestadores en todo el país.

El objetivo es constatar el cumplimiento de las disposiciones emitidas por la Superintendencia durante el proceso de intervención, velando por los derechos de los usuarios que puedan verse afectados, bajo un enfoque de derechos humanos.

Lea también   Fico alertó sobre una posible intervención del Gobierno a EPM y el ministro de Minas lo desmiente

El Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis, hizo un llamado urgente al equipo interventor para garantizar el acceso efectivo a la salud y la continuidad de tratamientos, priorizando a pacientes con enfermedades crónicas, graves o huérfanas.

Además, la entidad fortalecerá acciones de promoción del derecho a la salud y sus rutas de protección, reuniéndose con asociaciones de usuarios, veedurías y organizaciones de afiliados el próximo lunes 8 de abril.

También velará por los derechos laborales del personal de Sanitas, exigiendo condiciones justas y estabilidad laboral.

Camargo Assis instó al gobierno a asegurar el flujo de recursos hacia Sanitas y otras EPS, con el fin de mejorar la situación financiera del sector. Asimismo, pidió a la nueva administración de la EPS y autoridades actuar con prudencia, responsabilidad y sensibilidad, priorizando la prestación continua de servicios y tratamientos.

Lea también  Colombia mantendrá pagos programados al FMI a pesar de propuesta de Petro de refinanciación

El Defensor hizo un llamado a la calma a los 5.650.000 afiliados, asegurando que los servicios no deben colapsarse por excesiva demanda y que las citas programadas y tratamientos en curso deben continuar sin cambios. Recomendó evitar el pánico y atender únicamente información de fuentes oficiales.