Consumo de energía de los colombianos aumentó en un 5,48 % en febrero

Se señala que algunos municipios, especialmente los de la provincia del Tequendama, Alto Magdalena y la cuenca baja del río Bogotá, son particularmente vulnerables ante un período prolongado de sequía.


El consumo de energía en Colombia experimentó un aumento significativo del 5,48 % en febrero, alcanzando un total de 6,559 gigavatios hora, según datos del Sistema Interconectado Nacional (SIN). Aunque este febrero fue bisiesto, dicho factor no influyó en la variación del porcentaje. En lo que va del año, hasta el 29 de febrero, el crecimiento acumulado de la demanda de energía del SIN fue del 6,73 % en comparación con el mismo período del año anterior.

En cuanto al tipo de consumidor, se observó un incremento del 8,22 % en el consumo de energía residencial y de pequeños negocios, equivalente a unos 485,3 gigavatios hora. Por otro lado, el consumo de industria y comercio (mercado no regulado) experimentó un ligero decrecimiento del 0,13 %, equivalente a 70,48 gigavatios hora.

Lea también  Reforma pensional: los puntos clave de lo que anoche aprobó el Senado

Entre las actividades económicas que presentaron un mayor aumento en la demanda de energía se encuentran la construcción, el alojamiento, la información y las comunicaciones (17,04 %), así como el transporte y el almacenamiento (4,08 %).

En cuanto al estado de los embalses, el director de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) advirtió sobre el riesgo en el suministro de energía si el nivel de los embalses llega a un 27 %. Aunque actualmente el suministro no se ve afectado, es importante monitorear el nivel de los embalses, que ha descendido hasta alcanzar el 38,6 %, debido al fenómeno de El Niño y las altas temperaturas registradas en los meses de enero y febrero.

Lea también  "Debemos defender la pensión de los jóvenes": Marcos Daniel Pineda

Se señala que algunos municipios, especialmente los de la provincia del Tequendama, Alto Magdalena y la cuenca baja del río Bogotá, son particularmente vulnerables ante un período prolongado de sequía.