Una morsa se quedó dormida y viajó del ártico a Irlanda en un iceberg

El animal está bajo la supervisión. Una vez que recupere su condición física es probable que pueda ser reubicada a su hábitat natural.


#Curiosa| ‘Morsa que se duerme se la lleva la corriente’, tal es el caso de este animal que sumida en un sueño profundo en un pedazo de hielo se desplazó desde el ártico hasta Irlanda, ahí agotada, deshidratada y hambrienta.

En exótico animal fue avistado por personas que se encontraban cerca a una playa, de acuerdo con quienes la rescataron es posible que haya flotado desde el Círculo Polar Ártico hasta la costa irlandesa sin notarlo.

‘Pensé que era una foca al principio, y luego vimos los colmillos’, dijo una de las personas, ‘ tenía el tamaño de un toro o una vaca aproximadamente’.

Lea también  Filtraron las primeras imágenes de la película de 'Las Chicas Superpoderosas'

Es común que las morsas caigan dormidas en las costas árticas. Después de un día de caza sobre las aguas poco profundas, suben a los pedazos masivos de hielo para recuperarse. Dado su peso, dimensiones y hábitat, son contadas las ocasiones en las que esta especie aparece en Irlanda.

De acuerdo con los expertos y tras analizar sus colmillos se trata de un ejemplar joven pues estos medían 30 centímetros, los colmillos de una morsa adulta pueden alcanzar hasta un metro.

El animal se encuentra en monitoreo y es muy probable que retorne a su hábitat un vez s recupere y esté en óptimas condiciones.

 



Join the Conversation

Join the Conversation