Se conoce la primera imagen del huracán espacial

Los huracanes espaciales en la atmósfera superior de los planetas no se había detectado antes.


#Noticias| Gracias a las observaciones realizadas por la Universidad de Reading en Reino Unido y la Universidad de Shandong, China, se conoció la primera imagen de u huracán espacial, lo que confirma su existencia y arroja nueva luz sobre la relación entre los planetas y el espacio.

Las observaciones fueron realizadas por satélites en agosto de 2014, y solo fueron descubiertas durante un análisis retrospectivo realizado por los científicos.

Este análisis permitió crear una imagen 3D de lo que se conoce como masa de plasma arremolinada que posee un ancho de mil kilómetros a varios cientos de kilómetros por encima del Polo Norte, lloviendo electrones en lugar de agua, y en muchos aspectos se asemeja a los huracanes con los que estamos familiarizados en la parte inferior de la Tierra atmósfera.

‘Hasta ahora, era incierto que los huracanes de plasma espacial existieran, por lo que demostrar esto con una observación tan sorprendente es increíble’, expresó a través de un comunicado Mike Lockwood, profesor y científico espacial de la Universidad de Reading.

‘Las tormentas tropicales están asociadas con enormes cantidades de energía, y estos huracanes espaciales deben ser creados por una transferencia inusualmente grande y rápida de energía eólica solar y partículas cargadas a la atmósfera superior de la Tierra. Los campos magnéticos y de plasma en la atmósfera de los planetas existen en todo el universo, por lo que los hallazgos sugieren que los huracanes espaciales deberían ser un fenómeno generalizado’, agregó.

Lea también  Cazador furtivo murió pisoteado por una manada de elefantes

Este fenómeno también ha sido observado en las atmósferas de Marte, Júpiter y Saturno. Mientras que en la atmósfera del Sol se han visto enormes tornado. Los huracanes espaciales en la atmósfera superior de los planetas no se había detectado antes.

El huracán espacial analizado por el equipo en la ionosfera de la Tierra giraba en sentido antihorario, tenía múltiples brazos espirales y duró casi ocho horas antes de descomponerse gradualmente.



Join the Conversation

Join the Conversation