Madre vegana acusada de dejar morir a su hijo fue condenada a cadena perpetua

Se encontraron con el que el pequeño pesaba 8 kilos, peso de un menor de 7 meses y no de un niño de año y medio.


Como Sheila O’Leary, fue identificada la madre vegana que dejó morir a su hijo por alimentarlo solo con frutas y verduras crudas.

Inicialmente el niño dejó de respirar y la mujer procedió a llamar a las autoridades, pero al llegar, se encontraron con el que el pequeño pesaba 8 kilos, peso de un menor de 7 meses y no de un niño de año y medio. 

“Este niño no comió. Estuvo muerto de hambre durante 18 meses”, aseguró Francine Donnorummo, jefa de la unidad de víctimas especiales.

Además del menor fallecido, la mujer era madre de otros 3 menores, de 11, cinco y tres años quienes también venían padeciendo por el manejo de la alimentación por parte de Sheila, quien además se le adjudicó que sus hijos “sufrieron negligencia extrema y abuso infantil”.

Finalmente la mujer fue acusada por abuso infantil agravado, homicidio involuntario agravado, abuso infantil y dos cargos de negligencia infantil, en compañía de su esposo Ryan Patrick O’Leary.

El hecho ocurrió en Florida (Estados Unidos) y conmocionó al mundo luego que se conociera la condena emitida por un juez.

 



Join the Conversation

Join the Conversation