Linda Evangelista quedó ‘deformada’ por tratamiento cosmético

Evangelista dijo Instagram que nunca fue advertida de los riesgos del procedimiento y presentará una demanda.


#Artistas| La exsupermodelo Linda Evangelista, aseguró que fue desfigurada de forma permanente por un procedimiento cosmético de reducción de grasa que resultó contraproducente y le dejó ‘irreconocible’.

Evangelista, de 56 años, dijo que se sometió a ‘CoolSculpting’ hace cinco años y que sufrió un raro efecto secundario que hace que sus células grasas aumenten en lugar de disminuir.

Linda era el ícono del modelaje de los 90, protagonizó pasarelas junto a Cindy Crawford y Naomi Campbell, la canadiense Evangelista dijo mediante la red social de en Instagram que nunca fue advertida de los riesgos del procedimiento y presentará una demanda.

Aseguró que su apariencia actual, producto de una condición llamada hiperplasia adiposa paradójica, explica su ausencia del foco público en los últimos años.

‘A mis seguidores que se han preguntado por qué no he estado trabajando mientras las carreras de mis compañeros han prosperado, la razón es que fui brutalmente desfigurada por el procedimiento CoolSculpting de Zeltiq que hizo lo contrario de lo que prometía’, expresó Evangelista.

En la misma publicación, la modelo canadiense precisó que se había sometido a ‘dos cirugías correctivas y dolorosas que no funcionaron’ después de que el procedimiento de adelgazamiento en cuestión, también conocido como cirugía de contorno corporal o body contouring, tuviera un efecto contrario.

Se supone que el procedimiento de escultura estética congela y mata las células de los depósitos de grasa para que el cuerpo pueda eliminarlas.
Evangelista dijo que el fracaso del procedimiento la ha llevado a recluirse y deprimirse, mientras su medio de trabajo ha desaparecido.

Lea también  Así se llamará el hijo de Camilo y Evaluna

‘Estoy avanzando para liberarme de mi vergüenza y hacer pública mi historia’, escribió Evangelista. ‘Estoy muy cansada de vivir así. Me gustaría salir por la puerta con la cabeza alta, a pesar de no parecerme ya a mí misma’.



Join the Conversation

Join the Conversation