Juegos Olímpicos: atleta desaparecido huyó para buscar trabajo

El levantador de pesas Julius Ssekitoleko, dejó un mensaje en el que expresaba su deseo de quedarse en Japón y trabajar, tras las dificultades que vive en su país.


#Noticias| ¡Como de película! Previo al inicio de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, se conoció la historia de un joven atleta de 20 años que desapareció, incumpliendo la norma de aislamiento impuesta por la organización. Las autoridades del país nipón lo hallaron tras una larga búsqueda.

El levantador de pesas de origen Ugandés, Julius Ssekitoleko, dejó un mensaje en el que expresaba su deseo de quedarse en Japón y trabajar, tras las dificultades que vive en su país, así lo explicó a la delegación de Uganda.

Ssekitoleko fue encontrado por la policía en el centro de Japón, a donde se cree que llegó usando el tren de alta velocidad desde Osaka, la región donde está instalada la delegación de su país.

Lea también  Presunto ladrón fue a robar y se quedó dormido

El deportista, regresará a Uganda sin participar en los olímpicos, tras no cumplir con los requisitos para competir en la prueba de levantamiento de pesas, así lo señaló la delegación a la que permanece.

La estricta normativa para la celebración de los Juegos de Tokio en medio de la pandemia prohíbe a los deportistas u otros participantes del evento desplazarse hasta ningún lugar que no sea su hotel, su lugar de entrenamiento o localizaciones previamente aprobadas por la organización, de hacerlo se enfrentan a sanciones.

Ssekitoleko competía en la categoría de 61 kg, ha participado en los campeonatos mundiales, incluidos los Juegos de la Commonwealth de 2018, donde finalizó en el décimo lugar. Mide 1.78 metros de alto y su peso corporal es de aproximadamente 70 kg.

Cabe decir que, Julius no es el primer atleta ugandés que desaparece de esta manera, hace siete años, dos atletas de la misma nación desaparecieron en Escocia, luego fueron localizados para mantenerlos como refugiados en el país europeo.



Join the Conversation

Join the Conversation