Ex tenista Santiago Giraldo ahora es activista ambiental

El colombiano llegó a ocupar la casilla 28 en el ranking mundial de la ATP en 2014.


#Eco| Tras su intempestivo retiro del tenis profesional, el pereirano de 32 años aseguró que ahora enfocará parte de sus esfuerzos en la conservación del agua y el suelo. Para iniciar se unió a la campaña con la que se busca sembrar 2.500.000 árboles en Risaralda.

Santiago Giraldo, uno de los deportistas más reconocidos del país, sorprendió al mundo deportivo cuando anunció su retiro como tenista, después de 15 años en el deporte blanco de manera profesional.

El colombiano llegó a ocupar la casilla 28 en el ranking mundial de la ATP en 2014, al dejar el tenis indicó que era el momento de cerrar el ciclo y buscar un cambio.

El cambio al que se refería Giraldo era al de la protección del medioambiente. Señaló que, aunque seguirá vinculado al tenis, ahora tendrá más tiempo de realizar otras actividades que también lo llenan de vida.

Lea también  La reacción de este gato al ver que su cola se quema

‘Voy a estar enfocado mucho el medioambiente, como ecologista, con el ánimo de conservar, de cuidar, de replicar el buen uso del suelo y algo tan importante que tenemos en Colombia: con el cuidado del agua’, expresó Giraldo, quien registró 168 victorias y 204 derrotas en su vida como profesional,  fue finalista del ATP 500 de Barcelona en  2014, así como del ATP 250 de Viña del Mar en 2011. También llegó a los cuartos de final del Masters 1000 de Madrid en 2014 y la tercera ronda de Wimbledon en 2014 y 2015 y el Roland Garros en 2012.

En su nueva faceta, Santiago Giraldo se vinculó a la iniciativa que  adelanta la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, Carder, de sembrar 2.500.000 en ese departamento en los próximos cuatro años.

Lea también  El homenaje de Disney+ a Chadwick Boseman, Black Panther

Para sellar ese compromiso, Giraldo y el director de la corporación, Julio César Gómez Salazar, sembraron varios árboles. Se trató de dos guayacanes, un roble, dos yarumos blancos y dos frutales.



Join the Conversation

Join the Conversation