Esposados por tres meses: pareja ucraniana para mejorar su relación

Querían encadenarse durante al menos tres meses para demostrar que su amor y que sus 'lazos' iban a ser inquebrantables, pero el experimento terminó en el hospital.


HTML5 logo

#Curioso| Una pareja de novios en Ucrania decidió encadenarse el uno al otro para mejorar su relación, debido a las múltiples discusiones que sostenían. Alexander Kudlay, de 33 años de edad, y Viktoria Pustovitova, de 28 años, esposaron sus manos durante tres meses y documentaron el desarrollo de la iniciativa que no terminó bien.

La idea empezó el pasado 14 de febrero, Día de San Valentín, ‘en términos de comodidad física, con cada día que pasa nos estamos acostumbrando cada vez más. Se vuelve más fácil’, comentó Kudlay en cierto momento.

Este nuevo objetivo fue tomado por ambas partes de la relación luego de que Pustovitova decidiera terminar con Kudlay.

Lea también  Ofrecen becas en marketing digital para Pymes y emprendedores

Según Kudlay,  él y su novia acostumbraban a ‘terminar’ por lo menos dos veces a la semana. ‘Durante otra pelea, Vika dijo una vez más que teníamos que terminar y le respondí: ‘entonces te amarraré a mí’, señaló, de ahí partió todo.

Ambos estuvieron esposados desde entonces, sin privacidad, sin espacio personal y haciendo todo tipo de actividades diarias juntos.

‘Las peleas entre nosotros no desaparecieron, seguimos peleando. Pero cuando nos acercamos a un callejón sin salida y no hay entendimiento entre nosotros, simplemente dejamos de hablar en lugar de empacar nuestras cosas y alejarnos’, explicó Kudlay a medios locales.

Lea también  Regresa el Tamagotchi, ahora como un smartwatch

No todo salió como esperaban:

Viktoria Pustovitova y Alexander Kudlay, sufrieron afectaciones en las muñecas por lo que pensaron en romper sus grilletes a causa de las quemaduras que este les generó. ‘Utilizamos un ungüento pero no dio resultado’, afirmó Alexander, ‘fue una pesadilla’.

Tras ver las heridas, la pareja decidió ir al hospital, allí recomendaron a la joven llevar un vendaje. Una dermatóloga del centro hospitalario advirtió a la pareja de que debían dejar de realizar este tipo de experimentos: ‘son úlceras por contacto prolongado con el metal, por pinzamiento constante de los tejidos, lo que provoca trastornos circulatorios’.



Join the Conversation

Join the Conversation